Condenamos las violaciones a los derechos humanos contra los migrantes

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Ante la caravana de migrantes que está siendo atacada por intentar entrar al territorio nacional mexicano

El Comité Cerezo México reconoce que la caravana de migrantes de Honduras y otros países centroamericanos que está intentando cruzar, de manera pacífica y organizada, la frontera mexicana es una manifestación clara y contundente del ejercicio del derecho humano a la protesta ante las sistemáticas violaciones a los derechos humanos que los migrantes sufren en sus recorridos y, también, una forma de protesta y organización ante la violación a la vida digna que todos ellos sufren en sus lugares de orígenes como resultado de un sistema económico que niega las condiciones humanas mínimas para la mayoría de los habitantes.

En la caravana, como permiten ver los videos y transmisiones en vivo, se encuentran bebés, niños y niñas; así como mujeres entre otras poblaciones vulnerables. En el territorio chiapaneco la Policía Federal ha lanzado gases lacrimógenos, que ya han generado un herido en la cabeza, para intentar contener y cerrar la puerta del puente fronterizo, con ello, el gobierno mexicano está cometiendo graves violaciones a los derechos humanos y graves violaciones contra poblaciones vulnerables, como niños. Ha sido la policía y su intervención la que ha manchado con violencia una manifestación y marcha que era pacífica.

El Comité Cerezo México urge a las autoridades mexicanas a comportarse a la altura de los hechos: el Estado mexicano está obligado a garantizar la integridad física y psicológica de los integrantes de la caravana, a garantizar que ningún grupo particular los ataque o lesione. Asimismo está obligado a respetar y permitir que los colectivos y organizaciones independientes que, desde hace años, ayudan a la población migrante, así como la población mexicana solidaria brinde ayuda humanitaria, acompañamiento y solidaridad a la caravana sin ningún tipo de hostigamiento, criminalización ni agresión a causa de esto.

Con esta caravana no sólo están en juego el ejercicio del derecho humano a defender los derechos humanos y el derecho humano a la protesta, también está en juego el derecho humano de los pueblos a la solidaridad. La Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos es muy clara en su artículo 12: “Los derechos económicos antes enunciados deben ejercerse en un espíritu de solidaridad entre los pueblos del mundo y teniendo en cuenta sus respectivos intereses.” Y el artículo 18 complementa: “Al ejercer los derechos precedentes, todo pueblo debe tomar en cuenta la necesidad de coordinar las exigencias de su desarrollo económico con las de la solidaridad entre todos los pueblos del mundo”.

El Estado mexicano ha sido interpelado por el gobierno de Estado Unidos quien le pide que detenga a los migrantes sin importarle si eso mismo implica violar los derechos humanos de las personas que participan en la caravana. Y ha respondido con el uso de la Policía Federal y la represión. Ha respondido con el uso de la fuerza desproporcionada. El Estado mexicano podría ser, vergonzosamente para el mundo, el responsable de una represión terrible en contra de los migrantes.
Es una vergüenza para nosotros que el Estado Mexicano intente, como lo ha hecho contra la población mexicana desde el 2006, con el terror y el miedo, detener a gente indefensa, no armada, que participa en una manifestación pacífica. El Estado mexicano, alega que tiene leyes que no puede violar y ha detenido la caravana diciendo que buscará una manera de conducirla apegada a la ley.

Responsabilizamos al Estado mexicano de cualquier cosa que ocurra en contra de quienes forman parte de la Caravana.

Las impactantes imágenes en las que se observa la entrada de la caravana al territorio mexicano muestran lo que como organización de derechos humanos hemos dicho desde hace años: el sistema capitalista y su denegación de vida digna al pueblo trabajador orilla a la gente a organizarse y luchar por condiciones dignas. La vida digna y la defensa de los derechos humanos son condiciones que rebasan las fronteras y que rebasan las legislaciones y leyes nacionales. Como organización de derechos humanos expresamos nuestra solidaridad con todos los que en este momento están siendo atacados por el simple hecho de buscar mejores condiciones de vida para ellos y sus hijos.

Condenamos enérgicamente la sumisión del Estado mexicano a las órdenes de un país extranjero.

Llamamos al pueblo de México y a las organizaciones sociales y colectivos independientes de derechos humanos a que defendamos la autodeterminación de los pueblos. El pueblo mexicano, nuevamente, tendrá que hacer gala de la solidaridad que siempre nos ha caracterizado. No debemos olvidar que las autoridades que en este momento están agrediendo a los migrantes de la Caravana son las mismas que no nos protegieron ni nos ayudaron ante el sismo que vivimos el año pasado, son las mismas que se robaron el dinero que solidariamente mandó el pueblo de otros países para ayudarnos, son las mismas autoridades que diariamente nos atacan. Tampoco podemos olvidar que durante la emergencia que vivimos en septiembre de 2017 varias brigadas de migrantes auxiliaron al pueblo mexicano. Es necesario no sólo estar alerta, sino exigir a las autoridades que detengan sus acciones de manera inmediata y desplegar nuestra solidaridad con las personas que quieren ingresar al territorio nacional en Caravana.

¡Porque ser defensor de derechos humanos no es sinónimo de terrorismo!

¡Alto a la guerra contra el pueblo de México y Centroamérica!

Navegar por las

AgendaTous les événements

junio de 2019 :

Nada para este mes

mayo de 2019 | julio de 2019

Soutenir par un don