El mito de la coordinación entre el narcotráfico y los hermanos Cerezo o como el Estado criminaliza la defensa de los derechos humanos.

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Es más clara la dirección en que se mueve el Estado para justificar el traslado de Héctor Cerezo a Puente Grande y a Antonio Cerezo a Matamoros, como ya habíamos mencionado el gobierno inventa que ellos son los coordinadores de los narcotraficantes:

«“De igual forma, la PGR detectó que un grupo de 37 internos ‘siempre aparecen con Osiel, siempre tienen algo que ver’, entre quienes figuran los hermanos Antonio, Héctor y Alejandro Cerezo Contreras.” (http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=162736)»

Ya algunas mentes “brillantes” empiezan a suponer esta relación con base en la información que el Estado ha vertido, por ejemplo un tal Pepe Grillo, escribe: «“Al servicio del narco Acusados de sembrar bombas y pertenecer al EPR, los hermanos Cerezo Noyola (sic.) acabaron en la cárcel como los cerebros de capos de las drogas.

Héctor y Antonio idearon los planes y acciones para agitar en el penal de La Palma, donde fue asesinado el hermano del Chapo Guzmán.

Por orden de los capos organizaban paros, huelgas de hambre, quejas ruidosas, plantones y marchas de parientes y amigos, denuncias ante grupos de derechos humanos y publicación de desplegados en la prensa.

Narcos y guerrilleros, peligroso coctel.” (http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=162668)» Siempre, desde el inicio de esta lucha como Comité Cerezo hemos exigido, y lo seguiremos haciendo, a las autoridades federales que ningún prisionero político o de conciencia este en un penal de exterminio, sino en penales estatales cercanos a sus familiares, hasta el mismo Sen. Diego Fernández de Cevallos Ramos, Presidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, envió el 19 de junio del 2002 el oficio No. CP/2R/2AE-1086, del acuerdo sobre la ubicación de los internos de los Centros Federales de Readaptación Social, a los Centros Estatales más cercanos a su domicilio a, en ese momento, el Comisionado de penales federales el Dr. Tornero Díaz quién responde que:

“Una vez practicados los estudios técnicos de seguimiento a los internos en comento, se concluyó que siguen reuniendo el perfil para internos de Centros Federales, excepto: Alvarado Flores Pablo; Gatica Chino Fernando o García Rosales Carlos; y, Cerezo Contreras Alejandro.” (http://www.senado.gob.mx/permanente/gaceta/32/SECRETARIA_SEGURIDAD%20PUBLICA.html)

Lo que nos indica claramente que ni Alejandro Cerezo Contreras ni Pablo Alvarado Flores deberían estar en dicho penal y sin embargo son mantenidos en La Palma y los hermanos Héctor y Antonio estaban supuestamente catalogados como de alta peligrosidad y esa era la razón por la cual no se les trasladaba a un penal del DF.

No importó que fueran estudiantes universitarios en activo, ni siquiera que el Director de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, el Dr. Ambrosio Velasco Gómez solicitara tanto a Tornero con copia al Secretario de Gobernación el traslado de Héctor Cerezo Contreras.

Hoy se les trata de involucrar con el narcotráfico y no nos parecería extraño que hasta pasaran videos donde estén cerca mis hermanos de algún narcotraficante como una “prueba” de que efectivamente estaban en coordinación, como si no supieran mis hermanos que en La Palma son siempre vigilados mediante cámaras de video, o jugando básquetbol con otros presos, o ante el Consejo Técnico Interdisciplinario o el Director del penal cuando los llamó para que desistieran de la huelga de hambre o que en el comedor durante una huelga de hambre de los narcos aparezca uno de mis hermanos sin ingerir alimentos como otra “prueba” de coordinación, cuando todos sabemos que dentro de un penal estar en contra de la mayoría lo convierte a un preso en un traidor y eso dentro de la cárcel es riesgoso para la integridad física de los presos políticos y de conciencia, no sólo tienen que cuidarse de un ataque físico ordenado por el Estado, sino de cualquier otro que venga de algún delincuente, y así por el estilo pueden pagar a un delincuente para que “suelte la sopa”, lo cierto es que si las autoridades sacaran a la luz pública los expedientes de comportamiento de los presos políticos se puede demostrar que no son de manera alguna conflictivos, que no utilizan drogas, o tienen en sus celdas artículos prohibidos, dentro del expediente de los hermanos Cerezo y Pablo encontraran con seguridad las huelgas de hambre a las cuales entraron junto con, al menos una ocasión, 87 presos políticos y de conciencia de cárceles en Guerrero, Oaxaca, Veracruz y otros Estados y la cual demandaba la Amnistía Federal para todos los presos políticos, o el castigo de una semana de aislamiento que se les impuso a los hermanos Alejandro y Antonio Cerezo Contreras por el grave “delito” de prestarse el periódico La Jornada, pero más allá de eso no existe nada que pueda ser utilizado como una ”prueba” de coordinación con los narcotraficantes con los cuales se les trata groseramente de implicar.

Notas de periódico como la del periodista Edgar Córdova en La Crónica (http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=162837) pueden dar cuenta de la historia que se fabrica, con datos imprecisos, muchos más falsos sobre que los hermanos Cerezo a decir que:

“la Procuraduría General de la República (PGR) investiga la red que utilizaron 37 internos de dicha cárcel, que se integró para obedecer las órdenes que enviaba -a través de los hermanos Cerezo Contreras- el narcotraficante Osiel Cárdenas Guillén”

Y que además:

“Según informes de los custodios de reclusorio, durante su estancia en La Palma, los Cerezo Contreras llevaban una vida cómoda, a la que sólo tienen acceso aquellos internos con buena relación con la gente privilegiada”

Pero no comentan que mis hermanos hacían retratos a mano de fotografías de familiares de presos de La Palma a cambio de marcos y pinturas para poder dibujar y pintar dentro del penal, debido a que como familiares nos era muy difícil depositarles dinero, o los meses que se tardó el penal en autorizar los lentes para mis tres hermanos, quienes gradualmente han perdido visión.

Y si "Tenían cierta facilidad de presión contra los demás internos que no querían aceptar sus sugerencias" seguramente la PGR nos mostrará los videos donde supuestamente mis hermanos obligaban o presionaban a los demás presos de La Palma así como que podían estar en diferentes módulo, cuando Alejandro y Antonio estaban en el Modulo 1 y Héctor, la mentira es burda cuando se dice que

"Sus primeros encuentros, narra un custodio, los pudieron tener cuando dos de los presuntos eperristas, Antonio y Héctor, compartieron el módulo 1 de La Palma, con Osiel Cárdenas”

Lo cual no es posible. Pero el Estado va con todo, hoy resulta que el Comité Cerezo y su lucha por los derechos humanos de los hermanos Cerezo y Pablo Alvarado y la denuncia por la libertad de todos los presos políticos y de conciencia del país, la denuncia del esclarecimiento del asesinato de nuestra abogada Digna Ochoa y Plácido, organiza las huelgas de hambre y las marchas de parientes y amigos y la denuncia ante grupos de derechos humanos por ordenes de los capos de las drogas, lo cual no sólo es falso sino evidentemente el inicio de una campaña para la persecución y represión en contra de nuestros cinco Comités Cerezo, para hacernos callar las violaciones que efectivamente se cometen en los Penales Federales en contra de los familiares de los presos y de los propios presos políticos y de conciencia. Inventan que:

“Los hermanos Héctor, Alejandro y Antonio Cerezo Contreras pertenecieron a los grupos más radicales que integraron el Consejo General de Huelga y paralizaron por más de ocho meses la Universidad Nacional Autónoma de México.”

Otra mentira para justificar que:

“Acostumbrados y conscientes del efecto de estas manifestaciones, los Cerezo Contreras desde el interior del penal coordinaban a sus familiares para que en colaboración con otros parientes de los reos, realizaran manifestaciones y protestas.”

Sin embargo deberá la PGR probar que coordinaban a sus familiares con los familiares de los narcotraficantes, ya que en los tres años y cinco meses que llevamos realizando actos de protesta exigiendo su libertad, jamás nos hemos coordinado con familiares de presos que no sean políticos.

Sólo les falta decir que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, entra dentro de este juego del narco poder, ya que nosotros exigimos lo que dice la recomendación 7/2001 parcialmente cumplida por las autoridades federales, veremos también las prueba de que la CNDH también se coordinó con los narcos para “vulnerar las instituciones”, al recomendar que no se violaran los derechos de los familiares de los presos.

Más nos parece que el Estado en su afán de venganza y la imposibilidad de fabricar una mentira bien hecha para mantener a los hermanos Cerezo Contreras en la cárcel, hoy ve la oportunidad para no sólo mediaticamente acusarlos de coordinarse con los narcotraficantes, sino de llegar a la aberración de inventar nuevos delitos que los siga manteniendo en prisión más tiempo.

Nosotros familiares de los hermanos Cerezo seguiremos denunciando la violación a los derechos humanos de nuestros hermanos y de todas las personas, aunque eso nos tache de delincuentes, o nos lleve a la cárcel, o sigamos bajo ilegal vigilancia policíaca, o que se nos vincule con la Guerrilla o con el narcotráfico o con Bin Laden, la defensa de los derechos humanos es un derecho que nadie nos puede quitar y lo seguiremos haciendo convencidos de que un mundo mejor, sin tortura, sin ejecuciones extrajudiciales, sin desapariciones, sin presos políticos, sin presos de conciencia, sin injusticia, es posible.

Francisco y Emiliana Cerezo Contreras

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don