Ley de Amnistía para los presos Ponencia del Comité Cerezo en el foro: La Guerra Sucia

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

La amnistía no es perdón. La amnistía es un mecanismo mediante el cual podemos darle una oportunidad a los presos políticos y de conciencia de salir.

Si ellos, por su situación política, porque pertenecen a otra organización, porque no quieren y están muy a gusto ahí, dicen "no tomammos la amnistía", no hay ningún problema, tampoco nadie los obliga a que salgan de la cárcel.

Pero ¿porqué no le damos una oportunidad a todos aquellos que sí quieren salir? Porque lamentablemente hay organizaciones, colectivos, comités, y personas que nisiquiera conocen su caso.

Son 500 personas, ¿cuántos presos conocen ustedes? ¿y qué vamos a hacer con todos aquellos que no conocemos? Nosotros pensamos que son 500 porque son los que tenemos registrados. ¿Cuántos más presos hay que ni siquiera saben que son presos políticos o presos de conciencia, que sus familiares ni siquiera saben que fueron violados sus derechos humanos, que ni siquiera saben que existen organizaciones que pueden echarles la mano, y ahi están presos, y van a pasar mucho tiempo presos?

La ley de amnistía es un instrumento jurídico que permitiría, no solo la libertad de los presos políticos y de conciencia a nivel nacional, sino tambien permitiría borrar el récord criminal de todos aquellos que han sido enjuiciados, han pasado la cárcel y hoy tienen todo un récord criminal por su lucha social.

También serviría para todos aquellos que andan a salto de mata, es decir, todos los que tienen averiguaciones previas. La ley de amnistía también es un instrumento que puede desvanecer todas esas averiguaciones previas.

Pero para esto necesitamos un esfuerzo muy grande. Pero que es el único que nosotros creemos que puede funcionar en este momento, nosotros pedimos, pero también exigimos que si va a luchar por la libertad de los presos, que se luche por la amnistía federal para todos los presos políticos y de conciencia.

Si no, vamos a caer en lo que muchas organizaciones caen: "tú no tienes derecho a defender a mis presos porque es mi preso, y por lo tanto no tienes derecho ni a exigir su libertad".

Y por lo tanto, tampoco dan la información porque como la información es poder, pues ellos son los únicos que la tienen. Y tampoco somos como aquellos que a sus presos los dejan en la cárcel porque son capital político. "Pues es que si tenemos tres presos, pues nos dan tanto de lana, y si tenemos cinco pues nos dan más".

Y entonces hay organizaciones que mantienen presos a sus presos cuando puede haber más solidaridad, cuando es más fácil que su caso salga.

No debemos pensar por los presos. ¿Con qué derecho pensamos por los presos? Son ellos los que quieren libertad, nosotros podemos darles una oportunidad a través de esta ley de Amnistía para que ellos decidan si quieren o no salir y yo creo que ahí cumplimos un poco sobre esta situación.

Y además, entender que a lo mejor los sacamos, pero es nada más para que haya lugares para que lleguen los nuevos. Creo que es muy importante que haya nuevos y no sean los mismos siempre. Es preferible que haya diez en un año que uno entre diez años, yo creo que se siente un poquito menos.

Pero es una realidad, y va a pasar. Es algo que no podemos evitar, pero cuando están, ¿por qué no hacemos algo para sacarlos de la cárcel? Yo termino con eso porque veo que se están durmiendo, y recordarles que en México hay presos políticos, se violan los derechos humanos, tiene una sistemática violación de los derechos humanos como política.

Yo sostengo la tesis de que viene un golpe de estado desmilitarizado, no sé que entiendan por eso, pero si ustedes ven, y como ya lo han repetido un poquito, la ultraderecha está en los puestos clave de la seguridad pública y de la conducción política de este país. Y tienen una tentación muy grande por conservar el poder, cueste lo que cueste.

Por lo tanto, si en el 2007 podemos vernos las caras todos los que estamos aquí, tuvimos suerte. Pero viene una ola de represión. No la podemos parar, porque recuerden que el pueblo mexicano y las organizaciones todas son poco capaces, no pueden preveerlo, pero por lo menos, creemos los mecanismos para que cuando se de, podamos luchar para que no se repita.

El hombre es el único animal que se puede tropezar como veintemil veces con la misma piedra. Nosotros tropezamos en el 68, en el 71 se tropezaron otros, ¿cada cuánto la misma piedra sigue? ¿Cuándo vamos a tener la capacidad de quitar la piedra y no nada más hacernos a un lado para ver cómo se cae el que viene atrás, y todavía burlarse porque no se fijó?

Eso es lo más usual. Nosotros decimos, si la izquierda no tiene capaciad de dar una alternativa, pues que me perdone, pero no es izquierda. Tenemos que buscar los mecanismos necesarios y suficientes para cuando venga la represión, tengamos los recursos y el valor para poder enfrentarnos a esa represión y evitar el sufrimiento que causa en la mayoría de la gente.

Mi hermano Héctor está en el penal de Puente Grande, Antonio en el penal de Matamoros, Tamaulipas, Alejandro afortunadamente logró salir, ya está afuera, nosotros decimos que los penales de Alta Seguridad son lugares para aislar y matar a la gente: son penales de exterminio.

Desafortunadamente, todavía los de las organizaciones sociales no han llegado hasta allá. Por eso no se preocupan porque no existan esos penales. Lamentablemente estamos esperando a que algunos lleguen, para que entonces ya todos digan "no, púes si está bien cabrón, hay que luchar contra ellos".

Pero como sabemos que ahi están y todavía no llegan, lo que estamos pidiendo es que si alguien quiere escribir una línea... bueno, sacarle la lengua, ponerle lo que sea, escribirle a uno de mis hermanos, puede hacerlo, tambien eso es parte para romper el aislamiento al que están sometidos.

Mi hermano Antonio estuvo 117 días en aislamiento absoluto, a pesar de que legalmente solo se pueden 15 días. Él estuvo 117 y no pudimos hacer nada. Esa situación es la que puede volver a pasar.

Les pedimos que nos echen la mano, que se solidaricen con nosotros, con el caso principalmente, no porque sean mis hermanos, sino porque son personas igual que ustedes y que a lo mejor mañana están ustedes igual que ellos. Cuando estén allá, también pediremos que les escriban una carta.

Y si soy yo el que estoy allá, por favor, pidan que nos escriban. Porque también eso rompe el aislamiento y les hace recordar que son personas que no pertenecen a un penal de alta seguridad, que no son delincuentes, que son presos de conciencia, que son presos de la Universidad y que su lugar está aquí con nosotros y no en los penales donde seguramente, si no hay una ley de amnistía, van a estar hasta el año 2009.

Yo aquí termino, agradezco que hayan perdido un poco su tiempo con la exposición, agradezco a los compañeros que nos invitaron, pues nos da la oportunidad de externar un poco lo que nosotros hacemos, lo que pensamos, pero tambien la situación real por la cual atraviesa mucha gente en este país.

Navigation

AgendaTous les événements

enero de 2020 :

Nada para este mes

diciembre de 2019 | febrero de 2020

Soutenir par un don