La SIEDO va tras el EPR y el ERPI por los bombazos (hostigamiento de la SIEDO) La jornada - Alfredo Méndez

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

La Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) tiene como principales sospechosos de los bombazos realizados el lunes al Ejército Popular Revolucionario (EPR) y al Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), reveló ayer José Luis Santiago Vasconcelos, titular de esa instancia de la Procuraduría General de la República (PGR).

Pese a que el secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, dijo el pasado martes que una de las líneas de investigación de la PGR giraba en torno al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, como presunto autor intelectual de estos atentados, Vasconcelos lo descartó de manera tajante. "No hay ninguna línea de investigación que nos conduzca al gobernador Ulises Ruiz; todo nos conduce a estos grupos infractores de la ley que vieron una oportunidad en esto", puntualizó.

En entrevista con una televisora, el fiscal de la SIEDO confirmó la información que el pasado martes publicó La Jornada de que los recientes atentados contra el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la sede nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y una institución bancaria, tienen grandes similitudes con los realizados en agosto de 2001, cuando diversos petardos fueron arrojados contra un Banamex, hechos que entonces se atribuyeron a los hermanos Alejandro, Héctor y Antonio Cerezo Contreras.

"Esperamos que muy pronto empecemos a realizar algunas acciones para dar con los presuntos responsables, como en su momento lo hicimos con los (hermanos) Cerezo. Estamos hablando de que ahora se utilizaron los mismos materiales que se emplearon en 2001 en Banamex; estos petardos están construidos con este químico (hidrogel); en los atentados recientes se utilizaron hasta 20 kilos del material", puntualizó el funcionario.

Según Santiago Vasconcelos, las explosiones realizadas el pasado lunes pudieron ser acciones de un solo grupo armado. "Todo parece indicar que participó una célula de dos sujetos".

Por la tarde, la PGR emitió un comunicado en el cual recalcó que "de las primeras líneas de investigación que realiza la SIEDO sobre las explosiones ocurridas en el Distrito Federal, no hay elementos que involucren al gobernador de Oaxaca; las pistas llevan al EPR y al ERPI".

La dependencia agregó que "de los peritajes e indagatorias se deduce que este tipo de materiales son similares a los que se utilizaron en 2004, en el estado de Morelos, así como en los ocurridos en 2001 y en octubre de 2006, en tres sucursales bancarias de la ciudad de Oaxaca". La autoría de esta última acción se atribuyó a la Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca (ORAPO), una agrupación identificada por la PGR como "de fachada".

Material explosivo en Guanajuato

Como parte del operativo de seguridad nacional que inició en el país luego de los bombazos del pasado lunes, cuyo propósito es detectar grupos armados, armas y explosivos, la delegación de la PGR en Celaya, Guanajuato, descubrió ayer 17 piezas de plástico que contenían líquido explosivo. Los materiales estaban en plena vía pública.

Se trata de material químico similar al que fue utilizado en las detonaciones de esta semana, así como en los atentados a Banamex, de agosto de 2001, y otras explosiones registradas en 2004 en Morelos.

La PGR precisó que por el hallazgo del emulgel ­que es utilizado en la minería y que es considerado de alta explosividad­ se abrió la averiguación previa GTO/CEL/4255/06-I por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Esta no es la primera ocasión que la PGR interviene en un caso de hallazgo de este explosivo: el 31 de diciembre de 2005 un sujeto fue detenido en Chilpancingo, Guerrero, en poder de 139 "salchichas" del explosivo.

Navegar por las

AgendaTous les événements

octubre de 2019 :

Nada para este mes

septiembre de 2019 | noviembre de 2019

Soutenir par un don