Fuera represión

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Sr. Julio Morales Q. Domingo 15 de julio de 2018

“13 de agosto de 2001, Alejandro, Antonio y Héctor Cerezo Contreras fueron detenidos sin orden legal y con orden de cateo equivocada; los retuvieron 12 horas en su propia casa; tras golpearlos, les ponían bolsas de plástico con hielo en la cara. Los amenazaron con castrarlos, violarlos e incluso matarlos. Les golpeaban cabeza y testículos para que firmaran su autoría en atentados y pertenecer a las FARP, parte del ejército popular revolucionario EPR, organización que se adjudicó los bombazos. Los 3 se negaron a firmar. “No importa si son estudiantes buenos o malos; podemos aprehenderlos, inventar delitos y meterlos a la cárcel de máxima seguridad donde están los verdaderos delincuentes y los vamos a tratar peor que a ellos. Fue el mensaje” Héctor y Antonio fueron al penal de La Palma bajo cargos de delincuencia organizada, terrorismo, daños en propiedad ajena, almacenaje de explosivos, uso de armas exclusivas del ejército y posesión de cartuchos. Aislados 2 semanas en conductas especiales; un mes incomunicados; vivieron vejaciones como los demás reos; vigilancia las 24 hs; luz permanente; revisiones periódicas, desnudos; sólo tenían tiempos cortos para ejercitar, descalzos”.

Alejandro más joven, fue liberado el 1° de marzo de 2005 por una apelación. Héctor y Antonio siguieron recluidos, aunque un Juez federal les retiró terrorismo, almacenamiento y transformación de artículos explosivos y delincuencia organizada. En su semanario del 2 de marzo de 2009, Proceso publicó la liberación de los 2 Hermanos tras 7 años y medio en prisión, acusados por delitos jamás probados. En entrevista con Proceso, sostuvieron que el gobierno de Calderón les culpó de detonar explosivos en 3 sucursales bancarias de Cd-Méx en agosto de 2001; denunciaron el uso político de la justicia por los regímenes panistas que tuercen las leyes para imponer castigos ejemplares a disidentes. Oteaban tiempos de persecución policial a movimientos sociales; represión militar, incluso desapariciones encubiertas en la lucha. Que el país estaba en riesgo de caer en el autoritarismo militar y policiaco por la administración federal contra el narcotráfico. Los separaron a penales de Jalisco y Matamoros. Trato cual terroristas por los gobiernos del PAN, que les castigaron como a capos del crimen organizado, en penales de alta seguridad. Emiliana y Francisco fundaron el Comité Cerezo para defenderlos; su sede está en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Tras ser liberados, Antonio sostuvo: el gobierno de Fox reprimió a la disidencia social; hay riesgo de autoritarismo militar y policial con Felipe Calderón.

Como ocurrió a su defensora, la abogada Digna Ochoa y Plácido, intentaban disfrazar su asesinato. En febrero de 2006 los custodios los consideraban posibles suicidas. Cada 15 minutos, las 24 horas, los sometían a interrogatorios que les impedían dormir. A fines del mismo, los integrantes del comité y ellos incluidos empezaron a recibir amenazas de muerte. No les dejaban salir de la celda; custodio permanente que no les dejaba ni a la hora de la visita familiar. Libres, parcialmente repuestos; en 2012, la Red TDT organizó talleres en los que directamente Alejandro, Antonio y Héctor, nos transmitieron experiencias; medidas de prevención, detectoras de vigilancia y persecución. Como llevar una bitácora diaria. Afectados aún, prohibieron fotografías. Vigilancia y amenazas desde el poder, estaban latentes.

El pasado 11 de julio, el boletín semanal publicó la carta abierta del Comité Cerezo. Sumadas entre otras más, las 84 organizaciones que en 23 estados conforman la Red TDT. Destacan al presidente electo 3 aspectos indispensables para el proceso efectivo que en México garantice a víctimas de violaciones a derechos humanos, justicia, verdad, memoria y reparación integral: La Ley de Amnistía Federal; la Comisión de la Verdad y la Ley General de Protección a Personas Defensoras y Periodistas. Tomando en cuenta que el electo mostró interés en proponer una Ley de Amnistía para la reconciliación nacional y la paz, pues en México hay presos políticos y de conciencia por gobiernos neoliberales represivos, que acallan la disidencia política y la lucha por la justicia que abonan a mayor democracia en el país.

Ver en línea : Fuera represión

Navegar por las

AgendaTous les événements

octubre de 2018 :

Nada para este mes

septiembre de 2018 | noviembre de 2018

Soutenir par un don