Desaparición de los 43 confirma contubernio crimen organizado-Estado: rector de la Ibero

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Cerezo señaló que para frenar las desapariciones en México es necesaria una gran alianza social, pues ningún esfuerzo en solitario podrá lograrlo.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El rector de la Universidad Iberoamericana (UIA), David Fernández Dávalos, afirmó que Iguala “es la punta visible del iceberg de un problema bastante más profundo y fundamental en el país”, y los desaparecidos de Ayotzinapa, subrayó, son la confirmación del contubernio entre el crimen organizado y algunos sectores del Estado.

De acuerdo con el académico, los normalistas desaparecidos en septiembre de 2014 no hacen a un lado a otros desaparecidos del país, sino que los representan frente al conjunto nacional de aquellos sobre quienes el gobierno no ha sabido dar respuesta.

Fernández Dávalos subrayó que Ayotzinapa no tiene relevancia en sí misma como un hecho aislado, sino como manifestación de dinámicas profundas de corrupción, contubernio y descomposición del Estado mexicano.

El rector sostuvo que ese se ha vuelto un caso paradigmático, cuya resolución permitiría descubrir todas las complicidades entre el crimen organizado y el Estado.

De acuerdo con un comunicado difundido por la UIA, Yadira González, hermana de Juan González Hernández, desaparecido desde hace 10 años en Querétaro y representante del movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, señaló que la iniciativa de Ley General sobre Desaparición Forzada no toma en cuenta los “daños colaterales”, es decir, aquellos familiares que viven alrededor de la persona desaparecida y que se ven afectadas por su ausencia.

También criticó que los legisladores proponen leyes basadas en sus propias vivencias y en fantasías de lo que creen que podría funcionar. Y destacó la urgencia de capacitar a agentes de investigación y del Ministerio Público, e incluso a estudiantes de psicología en las universidades, porque las casas de estudios –añadió– no están formando especialistas en el trato a víctimas de desaparición.

Por su parte, Sara Hernández Alcántara, madre de Juan González Hernández, invitó a todos los estudiantes de la UIA presentes en el foro a ser conscientes del peligro y el problema que representaría para sus familias el que uno de sus integrantes desapareciera súbitamente.

A su vez, el doctor Gilberto Santa Rita, académico del departamento de Derecho de la Ibero, destacó que México vive una etapa “muy importante pero muy oscura, en la que las personas se defienden a través de audiencias”, y el caso de Ayotzinapa, dijo, “ha caído en un agujero negro, debido a la opacidad en torno a los jueces”.

“Quienes juzgan, quienes legislan, así como los militares, están muy lejos de las víctimas; pareciera que la ciudadanía y las autoridades pertenecen a bandos irreconciliables”, añadió el especialista en temas penales.

En el encuentro también participaron Alister Guerrero, representante de Servicios y Asesoría para la Paz, y Héctor Cerezo, representante del Comité Cerezo México, quien estuvo preso durante más de siete años en un penal de alta seguridad en México junto con dos hermanos, coacusados por daño en propiedad ajena, terrorismo y fabricación de artefactos explosivos, crímenes que nunca se les comprobaron.

Cerezo señaló que para frenar las desapariciones en México es necesaria una gran alianza social, pues ningún esfuerzo en solitario podrá lograrlo.

Ver en línea : Desaparición de los 43 confirma contubernio crimen organizado-Estado: rector de la Ibero

Navegar por las

AgendaTous les événements

julio de 2019 :

Nada para este mes

junio de 2019 | agosto de 2019

Soutenir par un don