En el arresto de los presuntos miembros de las FARP nos ajustamos a la ley: PGR

¤ Se entregarán a tiempo los documentos que solicitó la CNDH: Alvarez Ledesma

En el arresto de los presuntos miembros de las FARP nos ajustamos a la ley: PGR

¤ El director de Protección a los Derechos Humanos presentó copia de órdenes de cateo

GUSTAVO CASTILLO GARCIA

La Procuraduría General de la República (PGR) presentó públicamente copia de las órdenes de cateo otorgadas por jueces federales, con las cuales llevó a cabo la inspección a cuatro domicilios presuntamente utilizados por miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) y del Ejército Popular Revolucionario (EPR), así como los certificados de los exámenes médicos practicados a los cinco detenidos, en un afán por demostrar que no hubo violaciones legales ni de derechos humanos durante las acciones llevadas a cabo contra esos grupos armados.

Mario Alvarez Ledesma, titular de la Dirección General de Protección a los Derechos Humanos de la PGR, aseguró en conferencia de prensa que la dependencia "se ha ajustado puntualmente a la ley para que no se vean cortinas de humo, ya que tanto en la investigación como en los cateos la Procuraduría se ha apegado a cuidar los derechos humanos".

Afirmó que la PGR entregará en el plazo fijado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) "la documentación requerida por el organismo" y con la cual "demostramos que no hubo tortura, detención ilegal ni violación de derechos humanos en contra de ninguno de los detenidos".

Dijo que "son equivocadas las versiones que mencionan la posibilidad de que se hayan cometido actos de tortura" contra los hermanos Héctor, Alejandro y Antonio Cerezo Contreras, así como de Pablo Flores Alvarado y Sergio Galicia Max, todos detenidos durante los cateos realizados la madrugada del pasado día 13 en domicilios localizados en las delegaciones Coyoacán y Xochimilco, y en el municipio Los Reyes La Paz, en el estado de México.

Aseguró que "los integrantes de estos grupos de delincuencia organizada acuden al argumento de la violación de las garantías para empañar la acción de la justicia".

Los exámenes

Alvarez Ledesma reveló que los cinco presuntos militantes de las FARP fueron sometidos el sábado anterior, en el interior del penal federal La Palma, a exámenes médicos y psicológicos bajo normas internacionales establecidas por la Organización de Naciones Unidas, en el llamado protocolo de Estambul.

Indicó que los dictámenes médicos demuestran que no hubo tortura física "porque no hay huellas de lesiones", precisó que tampoco de carácter psicológico "porque duermen bien, comen bien y no presentan ninguno de los síndromes que deja un acto de esa naturaleza".

En la sala de prensa de la PGR, el funcionario mostró copias de los distintos exámenes médicos que se les realizaron a los cinco presuntos miembros de las FARP. Estableció que "las lesiones que presentaron cuando fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público Federal para que rindieran declaración fueron consecuencia de la resistencia al arresto. En ningún caso se trató de actos de tortura o maltrato".

El director general de Protección a los Derechos Humanos de la PGR señaló durante su exposición que "de acuerdo al conocimiento que se tiene de la tortura, ésta se aplica para obtener confesiones inculpatorias; debo decirles que en este caso ninguno de los cinco detenidos rindió una sola declaración ministerial, se les respetó su derecho a no declarar tal y como lo contempla el artículo 20 constitucional".

Las horas dudosas

Respecto de las 12 horas durante las cuales supuestamente fueron torturados los hermanos Cerezo Contreras en la casa ubicada en Prolongación Aquiles Serdán número 64, colonia La Cañada, delegación Xochimilco, informó que "permanecieron sentados y esposados" en el lugar durante el tiempo que "le tomó al (agente del) Ministerio Público levantar el acta circunstanciada (inventario) de todo lo que la autoridad encontró en el interior del domicilio".

Precisó que el cateo a esa casa empezó a las seis de la mañana, y desde ese momento y hasta las cinco de la tarde "se realizó el levantamiento del acta circunstanciada, y si los jóvenes no fueron puestos a disposición del Ministerio Público antes de las siete de la noche (hora en que esto ocurrió), fue porque de no terminar con ese acto jurídico su traslado y posterior consignación ante un juez no habría tenido validez legal".

Insistió en que los cateos se realizaron con apego a la ley y que los mandamientos judiciales fueron librados el 12 de agosto por los jueces federales primero de distrito en materia de procesos penales en el Distrito Federal y segundo de distrito en el estado de México, con sede en Ciudad Nezahualcóyotl.

Ver en línea : http://www.jornada.unam.mx/2001/ago01/010822/008n1pol.html

AgendaTous les événements

Comentarios recientes

Soutenir par un don