Rechaza el rector que se involucre a toda la UNAM con guerrilleros

El CU seguirá caso de alumnos relacionados con las FARP

Rechaza el rector que se involucre a toda la UNAM con guerrilleros

¤ Seguiremos defendiendo la libre discusión de ideas: De la Fuente ¤ Es una campaña de desprestigio, dicen consejeros

KARINA AVILES

Bajo ninguna circunstancia se pueden aceptar imputaciones que involucran a la UNAM en su conjunto con presuntos guerrilleros, porque sencillamente no corresponden a la realidad de la institución y de la comunidad, y desde luego, la universidad seguirá defendiendo la libre discusión de las ideas en un ámbito de absoluta libertad, afirmó el rector Juan Ramón de la Fuente, quien también advirtió que la universidad "una vez más debe estar porque se aplique el estado de derecho en toda su extensión", pues la aplicación de las leyes no significa que se violente la autonomía de la máxima casa de estudios.

En la sesión de ayer, el Consejo Universitario aprobó por unanimidad la propuesta del rector de que la Comisión de Legislación del máximo órgano de la institución dé seguimiento permanente al desarrollo de las indagaciones relacionadas con la detención de dos alumnos universitarios presuntamente vinculados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP).

Por alrededor de tres horas, el caso de Alejandro y Héctor Cerezo Contreras fue abordado en el seno del CU. Los consejeros universitarios realizaron diversos planteamientos: desde pedir un pronunciamiento del CU para rechazar la campaña que vincula a la UNAM con grupos guerrilleros, hasta emitir un extrañamiento al procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, por sus declaraciones en el sentido de que se investiga si hay más alumnos de la universidad vinculados con las FARP.

Tras una discusión de temas académicos, algunos consejeros externaron sus preocupaciones por el caso de los hermanos Cerezo Contreras. ¡Son estudiantes de la universidad!, exclamó el consejero alumno Alonso Arrioja. Y lo primero que se dice es que la UNAM es semillero de guerrilleros, se trata de una campaña de desprestigio que la UNAM no se merece. "No queremos cacería de brujas".

El consejero estudiante Juan Manuel Contreras -a quien algunos medios de comunicación vincularon con grupos subversivos por el simple hecho de hacer una defensa de los derechos humanos de Ericka Zamora, quien se encuentra recluida en un penal, tomó la palabra para reiterar públicamente la defensa que se hizo de dicha estudiante, derivada de un acuerdo del CU. Realizó un extrañamiento porque ahora resulta que "ser universitario significa ser subversivo".

El director de la Facultad de Filosofía y Letras, Ambrosio Velasco, planteó la propuesta de que el CU realizara un pronunciamiento estableciendo la vigencia de los derechos humanos y que nadie puede ser juzgado por sus ideas, como tampoco nadie puede actuar al margen de la ley. Incluso, señaló que si él fuera estudiante "esperaría que hubiera algún apoyo de la universidad".

En su turno, el director de la Facultad de Ingeniería, Gerardo Ferrando Bravo, expresó que sería un gran error responder a declaraciones que no pudieran ser exactas. "Seguimos viviendo una situación de violencia e intolerancia por ciertos grupos que hoy vienen a defender la imagen de la universidad, cuando yo observo que ellos han sido culpables de dañarla", en referencia a algunos consejeros estudiantes que le precedieron.

Dijo que en algunos de los noticieros "observó" que una persona que se ostenta como presunta responsable legal de los detenidos señalaba que éstos estaban incomunicados, y cuando cambió de canal vio un programa donde estaban representantes de la CNDH, quienes señalaban que un delegado de esa comisión había estado observando que se respeten las garantías de estas personas. Viendo hacia el fondo del auditorio, donde uno de los estudiantes levantaba un ejemplar de La Jornada, dijo: "considero que es muy delicado que las versiones de los medios, como aquel que se muestra al fondo, o si leemos otro, o 10, encontraremos posiblemente versiones diferentes".

El rector recalcó que el estado de derecho significa que las personas detenidas sean sometidas a un juicio imparcial, que se respeten sus derechos humanos y el marco jurídico que también pueda ser propio de otras instituciones, como es el caso de la UNAM. "Por eso, sí, por supuesto, estamos en favor de que se aplique".

Ver en línea : http://www.jornada.unam.mx/2001/ago01/010817/010n1pol.html

AgendaTous les événements

Comentarios recientes

Soutenir par un don