Conceden amparo contra la incomunicación de 3 de los detenidos

Diversas ONG exigen respeto a derechos humanos

Conceden amparo contra la incomunicación de 3 de los detenidos

ANGELICA ENCISO L.

El juzgado tercero de distrito concedió amparo contra la incomunicación a que la PGR sometió a Alfonso Herrera Vázquez, Alejandro y Héctor Cerezo Contreras, presuntos responsables de la explosión de petardos a las puertas de tres sucursales de Banamex, pero hasta ayer por la noche las autoridades los mantenían aislados, informaron organizaciones de derechos humanos.

Desde la madrugada del 13 de agosto fueron detenidos Herrera Vázquez y los hermanos Alejandro, Héctor y Antonio Cerezo Contreras, aunque de este último se desconoce el paradero, ya que no está entre los que ayer mencionó la PGR como presuntos responsables.

Debido a que desde el momento en que fueron aprehendidos están incomunicados, el Comité de Familiares y Amigos de Desaparecidos y Presos Políticos interpuso una demanda de amparo, el cual les fue otorgado con el número 1476/01. A pesar de que se otorgó la suspensión del acto reclamado y de que el actuario del juzgado acudió para constatar su cumplimiento a las instalaciones de la PGR de Poniente 44, donde están recluidos, aún siguen incomunicados, informó el comité.

Por su parte, la Liga Mexicana de Defensa de Derechos Humanos (Limeddh) presentó el lunes una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por la desaparición forzada de estas cuatro personas. Ante ello el organismo pidió a la PGR información sobre los detenidos y la Dirección de Derechos Humanos de la dependencia investigó el asunto para notificar más tarde a la CNDH que habían sido aprehendidos en un cateo y que fueron encontrados en flagrancia, según informaron fuentes consultadas.

Ayer tanto la Limeddh como el comité interpusieron recursos legales porque los detenidos estaban incomunicados en las instalaciones de la PGR localizadas en Poniente 44, delegación Azcapotzalco. Las organizaciones presentaron ante el tercer juzgado de distrito una demanda de amparo por incomunicación, ya que argumentaron que se les impidió verlos.

Ante ello el comité pidió que "cese la tortura y la incomunicación en que se encuentran desde la madrugada del lunes. En caso de que haya elementos que sean remitidos ante un juez o en caso contrario que sean puestos en libertad".

Fuentes del comité detallaron que la detención se llevó a cabo la madrugada del 13 de agosto en Prolongación Aquiles Serdán sin número, en la delegación Xochimilco. Ese mismo día comenzaron las gestiones para ubicar su paradero y solicitaron la intervención la Limeddh, la cual luego de pedir información a la PGR encontró que sí estaban detenidos.

Sin embargo, las dos organizaciones trataron de verlos y hablar con ellos, pero se les impidió el acceso, razón por la cual solicitaron el amparo contra tortura e incomunicación y presentaron su demanda que sean presentados públicamente.

Además de la solicitud que presentaron ante la CNDH, también se estableció una acción urgente ante la Organización Mundial contra la Tortura y recurrieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, precisó el comité.

Por su parte, la Limeddh sostuvo que la detención se llevó a cabo en el domicilio de los detenidos y que a la oficina de derechos humanos de la PGR se le pidió que certificara su integridad física y sicológica, además de que se investigará si se presentaron irregularidades en la aprehensión porque la organización desconocía si se les presentaron órdenes de cateo y de aprehensión.

En tanto, la abogada Pilar Noriega, quien fue llamada para ver el caso, no logró contactar con los detenidos ni en las instalaciones de la PGR en Poniente 44 ni en la Unidad Especializada Contra la Delincuencia Organizada. Precisó que si están incomunicados, la PGR actúa en contra de la ley.

Ver en línea : http://www.jornada.unam.mx/2001/ago01/010815/010n2pol.html

AgendaTous les événements

Comentarios recientes

Soutenir par un don