Carta al Mundo, Octubre 2008 Antonio Cerezo / Atlacholoaya, Morelos

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Vivimos nuevamente una crisis económica

Vivimos nuevamente el alza constante de precios en todos los productos básicos, el aumento del desempleo, el temor al despido, la pérdida del poder adquisitivo del ya de por sí mísero salario mínimo; el incremento del hambre, de la angustia por un futuro incierto o peor que el presente.

Y también como lo sucedido en otras tantas crisis vivimos el salvamento de los grandes monopolios, de sus dueños y el desprecio por la suerte de los trabajadores asalariados y sus familias.

En la última crisis el PRI apoyado por el PAN creó el Fobaproa, hoy el PAN en complicidad del PRI utiliza las reservas del país para salvar nuevamente a grandes empresas. Así el dinero que se supone es de todos los mexicanos se utiliza para salvar a un puñado de abusivos y cínicos empresarios.

Pero ¿quién salva a los obreros, los campesinos, los millones de trabajadores que no son dueños de grandes empresas?

Hace poco más de diez años fue “el error de diciembre” lo que desencadenó la crisis. Salinas de Gortari y Zedillo se culpaban mutuamente. Hoy la culpa de la crisis la buscan en otros países, la crisis es internacional nos dicen (y es cierto), pero con este pretexto se cuidan de decir al pueblo quienes son los responsables y las razones del porqué de la misma.

Casi ningún gobierno, incluido el nuestro, ha sido capaz de decirle a los pueblos, a su propio pueblo, quienes son los responsables, de señalarlos y de explicar las causas reales de esta crisis. De esta forma pretenden evitar que los trabajadores cuestionen sus políticas económicas y que exijan castigo a los responsables.

Si bien es cierto la crisis es internacional eso no exime de responsabilidades a los gobiernos y a los grandes empresarios de cada país por haber aplicado la política económica neoliberal y haber defendido (y defender) rabiosamente el modo capitalista de producción. Los gobiernos neoliberales y los empresarios monopolistas son los responsables de esta gran crisis.

En México los responsables existen, tienen nombre y apellido, son aquellos que han vivido y forjado su riqueza a costa de la explotación del pueblo, son aquellos que han defendido sus intereses, a costa del bienestar popular, es el gobierno que los protege y los rescata (una vez y otra vez) con dinero que no es suyo cada vez que quiebran sus empresas o se ven en riesgo de hacerlo.

Son aquellos que hoy ocultan su responsabilidad de nuestra amarga y difícil situación económica echándoles la culpa a otros gobiernos de la misma.

Ahora bien, para salir de esta situación es necesario conocer las causas de las crisis y a los responsables, sólo así podremos dejar de vivir cada cierto tiempo estos momentos de angustia.

Y la razón fundamental de estas crisis constantes es el capitalismo y los responsables los capitalistas.

Mientras la forma de producir todo lo que las sociedades necesitan tenga como fundamento la explotación del hombre por el hombre, mientras unos pocos sean dueños de los medios de producción y por ello tengan derecho de tener gigantescas ganancias y pagar miserables salarios iremos de crisis en crisis.

Por lo anterior, la solución tiene que basarse necesariamente en la supresión de la explotación de millones de seres humanos por unos cuantos cientos; en la distribución equitativa de la riqueza social y en la planificación de la producción para que así todos tengamos que comer, qué vestir, donde vivir, salarios dignos, servicios de salud garantizados y posibilidades de educación y desarrollo personal.

Es momento de comprender que la historia del capitalismo ha sido la historia de guerras y crisis económicas; es momento de buscar otra forma de producir que no ponga (como el capitalismo) en riesgo la existencia misma del planeta; es necesario socializar todos los avances científicos que benefician a la humanidad sin importar que quienes lucran hoy con ellos dejen de obtener ganancias.

Es necesario, en suma crear nuevas formas de relaciones entre los seres humanos, relaciones que no tengan como fundamento la explotación de millones por unos pocos y sí la lucha para realizar los intereses comunes a la mayoría del pueblo trabajador.

Nuevamente el modo de producción capitalista está cuestionado, otra vez sus defensores buscan formas de humanizar lo que en esencia es inhumano, otras alternativas son necesarias y hay que crearlas.

Mientras tanto aquí en México, el gobierno ya ha tomado medidas para aminorar las consecuencias de la crisis (o una de sus consecuencias) y la más importante, a la que le ha otorgado mayores recursos económicos después del salvamento de los grandes empresarios que viven del pueblo, es la represión.

Sus policías y el ejército están recibiendo dinero como nunca y ahora el oficio de represor profesional es muy bien pagado.

Al descontento social consecuencia de la crisis económica y la impunidad con la que oprimen se le responderá con “mano dura” y para muestra “otro botón”: Morelos.

31 de octubre de 2008

Navegar por las

AgendaTous les événements

noviembre de 2019 :

Nada para este mes

octubre de 2019 | diciembre de 2019

Soutenir par un don