Carta al Mundo Antonio Cerezo - Atlacholoaya

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

“La patria es sentirnos dueños de nuestro cielo y nuestros campos, de nuestras montañas y nuestros lago , es nuestra asimilación con el aire y con los luceros, ya nuestros; es que la tierra nos duele como carne y que el sol nos alumbra como si trajera en sus rayos nuestros nombres y el de nuestros padres; decir patria es decir amor y sentir el beso de nuestros hijos, la luz del alma de la mujer que dice “te amo”… Y esa patria sufre y nos llama para que la liberemos de la infamia y de los ultrajes de extranjeros y traidores.”
Fragmento del discurso de Guillermo Prieto en la celebración del 15 de septiembre de 1864.

Nuestra vida política nacional es intensa, analizarla en su totalidad una tarea ardua y compleja, pues son muchos los fenómenos que se presentan y suceden con rapidez, a veces, inusitada.

Desde la cárcel nos enteramos de lo que nos permite la radio y la televisión fundamentalmente; la información que nos brindan esos medios en algunos casos es escasa y en la mayor de los casos tendenciosa, así que nos dedicamos a la tarea de depurar esa información, de desechar lo que es propaganda o desinformación.

Además como siempre hemos considerado una obligación opinar sobre lo que sucede en el país y nos afecta (aunque estamos presos) a continuación escribimos nuestro breve análisis sobre algunos hechos.

Comenzamos por la reforma energética.

La combinación de la movilización popular (brigadas en defensa del petróleo) y de la protesta en la cámaras de diputados y senadores logró dos cosas: frenar la aprobación rápida de la reforma energética presentada por el ejecutivo y abrir un espacio de debate en el cual ya han sido presentadas otras dos nuevas propuestas de reforma, uno del PRI y otra desde el llamado gobierno legítimo encabezado por AMLO.

Sin embargo, este debate tiene dos limitaciones fundamentales:

1) Es un debate que se desarrolla lejos del pueblo, que no lo incorpora a la discusión por medio de la difusión amplia y masiva del mismo.

Las televisoras y las estaciones de radio privadas sólo presentan brevísimos resúmenes, el jueves 15 de mayo la sesión de debate duró seis horas, las crónicas de la tele y la radio al respecto no pasaban de 10 minutos.

La mayoría de personas no tienen acceso al canal del Congreso y siendo el tema de vital importancia debería ser difundido ampliamente por todos los medios de comunicación; pero como su difusión no les deja ganancias y no desean informar al pueblo para que éste se forme un juicio propio con independencia del suyo, prefieren seguir con programas enajenantes.

2) El debate no es definitorio, pase lo que pase en él no será la instancia de decisión. Aún si ahí se presenta una mejor propuesta y se demuestra que la propuesta del ejecutivo respaldado por el PAN y una parte del PRI es dañina para el país, si en la cámara de diputados y senadores se aprueba ésta no habrá nada más que discutir.

Entonces ¿para qué se realiza un debate donde se discutirá pero no se decidirá nada?

El asunto es claro, el PRI-AN aceptó el debate (de forma obligada) con el objetivo de legitimar una imposición.

Su lógica será: hemos discutido, dimos espacio al diálogo, escuchamos todas las voces (aunque no escuchen a nadie más que a sí mismos) ahora acepten nuestra decisión, acepten nuestra imposición.

El movimiento que encabeza AMLO pretende aprovechar el espacio que logró crear para dar a conocer su crítica y su propuesta; pero también, y eso era obvio, para ganar tiempo y poder organizar más comités y brigadas en defensa del petróleo, para incorporar a más pueblo a la lucha y hacer así un contrapeso a la imposición institucional.

Pero mientras el espacio definitorio, de toma de decisiones, siga siendo la cámara de diputados y de senadores la alianza PRI-AN, PVEM y PANAL podrá imponer su propuesta y pasar sobre los partidos que integran el FAP y el movimiento social, por lo cual es trascendente importancia lograr que se realice un plebiscito o un referéndum, lograr crear los medios que impulsen la incorporación masiva de la población en la toma de decisiones, se necesita pues, ampliar la democracia sustentada en una participación informada de la población.

Cada oponente recurre a sus fortalezas: el PRI-AN y aliados apelan a las instituciones y AMLO a la movilización popular combinada con la actividad de algunos diputados y senadores en sus respectivas cámaras.

Es difícil saber en este momento cómo se resolverá este problema, sin embargo, es importante resaltar un asunto evidente: es necesario que la participación del pueblo en la toma de decisiones sobre temas que le afectan sea impulsada, en necesaria la organización informada, es necesario encausar la inquietud y el descontento social con el fin de ampliar y profundizar la democracia popular, no esa caricatura de democracia reducida a las cámaras legislativas; sino otra que se gaste y se fortalezca desde la organización popular.

AMLO y el movimiento que encabeza ha tenido la capacidad de saber incorporar a más personas a la participación política, esto con base en la propuesta de tareas concretas ante problemas inmediatos. Ha dado alternativas concretas de organización: comités, brigadas, no se pierde en los conflictos internos del PRD, aunque los tome en cuenta, no permite que estos se conviertan en una traba insuperable para su movimiento y la incorporación de más personas a la lucha.

Se puede o no coincidir con él, pero no se puede desconocer que por el momento el movimiento que encabeza es la fuerza opositora más grande que tiene ante sí el gobierno.

Y el gobierno, ante su incapacidad de movilización social recurre a las alianzas y tratos con otras fuerzas políticas afines a él, aunque en realidad no desea el gobierno la participación social, la incorporación masiva de los diferentes sectores sociales a la discusión y la toma de decisiones porque es más fácil controlar una sociedad apática, desinformada y desilusionada de la política, que una sociedad activa, informada y participativa.

¡Todas y todos a la defensa del petróleo!

¡A seis años y nueve meses de prisión!

¡A seis años y siete meses del asesinato de Digna Ochoa!

Preso de conciencia, Antonio Cerezo Contreras

Navegar por las

AgendaTous les événements

noviembre de 2019 :

Nada para este mes

octubre de 2019 | diciembre de 2019

Soutenir par un don