Memoria roja... parte de la historia secreta que necesitamos saber: Taibo II El volumen deja ver las atrocidades de autoridades contra rebeldes: Cerezo

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

La vorágine de los libros

El libro, historia de fantasmas, porque los personajes siguen activos: Fritz Glockner

No puede satanizarse la lucha armada del pueblo, considera el autor de Muertos incómodos

Ricardo Solís (Corresponsal)

Guadalajara, Jal., 2 de diciembre. Paco Ignacio Taibo II no sólo es conocido por su notable trayectoria como escritor, novelas memorables como Días de combate, Muertos incómodos o La sombra de la sombra, conviven con sus paquidérmicos ejercicios biográficos sobre Pancho Villa o el Che Guevara, y eso sin contar sus varias incursiones en el ensayo. Si eso fuera poco, su imagen pública como militante del lado zurdo de la vida, así como su carácter vehemente y aguerrido, lo hacen un hombre que congrega para ser escuchado. En el contexto de la 21 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, presentó, al lado de Alejandro Cerezo y José Reveles, el nuevo libro de Fritz Glockner: Memoria Roja, historia de la guerrilla en México 1943-1968 (Ediciones B, 2007).

Taibo II comenzó hablando de la necesidad de comenzar a saber sobre esa “historia secreta” que hasta hace poco “no nos habíamos podido contar”. Destacó que la visión de Glockner es de narración efectiva, y hacía falta en México una voz de estas características, que llenara ese vacío que requería “contar la historia”.

“No puede satanizarse la lucha armada”, nos dice Paco Ignacio Taibo II, “porque se trata del derecho a la insurrección de los pueblos”, y añadió que la historia del país se ha fundado en distintos periodos con base en la lucha armada. “Asunto delicado”, recalca, porque se trata de un asunto necesario que ataca y se acerca a una información vital. El libro, constituye el primer tomo de lo que es ya una investigación imprescindible.

Cerezo dividió su presentación en dos secciones: una, referente al libro; y otra, de qué nos sirve. Comentó, para comenzar, que el libro “deja ver las atrocidades de caciques, autoridades y Ejército nacional”, además de los mecanismos institucionales que se pusieron en funcionamiento para acabar con aquellos “comunistas”, que lo único que hicieron –muchas veces– fue solamente “ejercer la autodefensa”. Incluso, insiste, “podría resultar casi ficción para un lector neófito” que no se hubiera acercado a los hechos nacionales de esos tiempos.

Mencionó Alejandro Cerezo, asimismo, que el protagonista insistente del libro es “el ejército gris”, es decir, la policía federal; y añadió que “esa historia sigue viva” porque las vejaciones y abusos de la autoridad siguen presentándose (basta hojear el diario). La invitación a leer el libro, por parte del presentador, fue inevitable, dada la “importancia radical del contenido”.

José Reveles, autonombrándose “testigo directo” de parte de lo referido en el libro, declaró que si algo define a la obra de Glockner es “el ejercicio de la memoria”. Afirmó su creencia en las coincidencias, enlistó anécdotas en las que convive su intervención con hechos infames de la historia violenta y secreta del país. Sostuvo, con Taibo II, que el libro de Glockner es “un aviso del segundo volumen que viene”.

Aseveró que Memoria roja... lo “deja con hambre”, en espera de lo mucho que resta por decirse y por descubrir. No sin humor, hizo un breve recuento de algunas anécdotas donde se unen infamia y casualidad, produciendo una paradójica reflexión. Los apartados que abundan en la historia de Rubén Jaramillo, fueron calificados por Reveles como una “aportación invaluable y necesaria”.

Interesante, de acuerdo con el periodista, la “actitud paradójica” de un gobierno que acogía a exiliados políticos de otros países y, al mismo tiempo, reprimía a parte de su población, la que disentía de su ejercicio. Lo fundamental, dijo Reveles, es que “este libro nos ayuda a comprender lo que está pasando ahora”.

Glockner definió su obra como una “historia de fantasmas”, porque hacen presencia y actúan en el presente, como debe ser la historia que se rescata para no repetir los errores del pasado. Ante la historia hay “una indignación acumulada”, insistió, y dio anuncio de lo que será Los años heridos, segunda parte de este tomo que se presentó y que se acerca mucho más a este presente nacional en el que nos desenvolvemos actualmente.

La brevedad de su intervención, debida al inevitable paso del tiempo, obligó a un reducido bloque de preguntas de la audiencia. A pesar de eso, algunas ideas (generales pero contundentes) en el aire fueron rescatadas en voz de los participantes, sobre todo en términos de un llamado a “reconstruir la legalidad” en el país. Aunque, por supuesto, quizá fue más resonante la discusión acerca de si acaso es posible que una polarización extrema conduzca de nuevo a un conflicto armado. La frase del día, tal vez, salió de los labios de Paco Ignacio Taibo II, para decir: “Este país se va a calentar”.

Ver en línea : Memoria roja... parte de la historia secreta que necesitamos saber: Taibo II

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don