Activistas denuncian acoso Fabiola Guarneros-Excelsior

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Los hermanos Cerezo Contreras aseguran que el gobierno intenta ligarlos a la guerrilla para usarlos como intermediarios

Francisco Cerezo Contreras afirmó que existe una campaña de hostigamiento y persecución en contra de él y sus hermanos Alejandro y Emiliana, dirigida desde el gobierno federal para involucrarlos con la guerrilla y utilizarlos como intermediaros ante el Ejército Popular Revolucionario.

“El Estado nos hostiga, nos amenaza de muerte, nos manda mensajes, nos graba, nos vigila. Tiene en calidad de desaparecidos a dos señores (Raymundo Rivera Bravo y Edmundo Reyes Anaya) y pretende involucrarnos con uno de ellos, quiere hacer creer que es un familiar nuestro (Rivera Bravo), con el fin de ligarnos al grupo armado”, dijo en entrevista.

“Nosotros queremos que el gobierno presente pruebas y explique de manera oficial cuáles son las investigaciones que realizó para determinar que hay un vínculo familiar con la guerrilla o con ese personaje”, indicó.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos informó, a través de un comunicado, que Alejandro Cerezo Contreras —a quien identifica como miembro fundador del Comité Cerezo, una organización dedicada a la defensa de los derechos humanos de presos políticos en México— ha recibido amenazas de muerte en su cuenta de correo electrónico.

El comunicado reproduce el texto que Alejandro Cerezo habría recibido: “Como están? calientitos? que pe... con los desaparecidos? familia? adorado tío? fabuloso padre? Asi son las cosas de la vida otra vez en pe... la family, ni modos los tenemos bien cercas a ustedes tres, a los de la palma y a tu querida familia, y a tu tiito cara de cu... y a su amiguito habladorcito que no para y el otro también habla y habla, pero a lo mejor ya no hablan ya se quedan calladitos… Dile a papito y a mamita que nos sean cobardes … Pobre de tio y zapatito se creían muy chin... y cayeron como palomitas del sur. Hasta luego amorcitos. Desde la sierra del sur. Sus verdaderos padres.”

En el texto, el Observatorio señaló que esas amenazas podrían tener relación con la denuncia realizada por el Comité Cerezo sobre “la detención-desaparición de los señores Raymundo Rivera Bravo y Edmundo Reyes Amaya, dos militantes del Partido Democrático Popular Revolucionario (PDPR), en hechos ocurridos en la ciudad de Oaxaca, en mayo de 2007”.

Asimismo, la organización reporta que el 20 de junio pasado Alejandro Cerezo recibió un mensaje de correo de voz en su teléfono celular, en el que “escuchó un mensaje que se inició con un ruido, seguido de la voz de Emiliana Cerezo Contreras diciendo: ‘Es un maldito perro... (ruido) ... me dijo que las cosas se van a hacer como él quiera’. Luego sigue la voz de Alejandro Cerezo Contreras, la cual no se logra escuchar bien y termina el mensaje”.

Ante ello, el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos pidió a las autoridades mexicanas —incluidos el presidente Felipe Calderón; el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, y el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora— que garanticen la seguridad e integridad física de Alejandro Cerezo Contreras y la de todos los integrantes del Comité Cerezo.

Consultado por Excélsior, Francisco Cerezo negó todo vínculo familiar con los detenidos y consideró que las amenazas a sus hermanos “tienen como fin utilizarnos como intermediarios ante el grupo armado para que no actúen, nos quieren presionar con lo de ‘dile a tu papito y mamita’”.

—¿Pero tienen vínculos con el EPR?, ¿Raymundo Rivera es su familiar? —se le preguntó.

—No, desde hace seis años hemos dicho que no tenemos nada que ver con la guerrilla, y aun así involucraron a mis hermanos en los atentados del 2001. Queremos que ellos digan de manera oficial porqué filtran que es nuestro familiar, queremos que presenten las pruebas —señaló.

Navegar por las

AgendaTous les événements

octubre de 2019 :

Nada para este mes

septiembre de 2019 | noviembre de 2019

Soutenir par un don