Antonio Cerezo Contreras

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%
[Español] [français]

En 1983, a partir de los seis años, ayudó a un señor a aprender a leer y escribir. Descubrió que había personas adultas que no saben leer y escribir, lo que le impactó mucho y decidió alfabetizarlo. Esa acción marcaría el objetivo de su vida: enseñar a los demás lo que sabe.

En 1987 fue escolta en la primaria. En la secundaria, Miguel Hidalgo y Costilla, localizada en el centro de Tlalpan, formó parte del coro tocando la mandolina e ingresó a un grupo de teatro. Éste, con la obra El Eterno Femenino, de Rosario Castellanos, logró el segundo lugar zonal y cien representaciones, por lo cual se develó una placa por parte del actor Héctor Ortega. Después, con el mismo grupo, montó una pastorela que fue presentada en conventos, el Foro Coyoacanense y el teatro “Carlos Pellicer”.

Ingresó al CCH-Sur. Participó en el colectivo Espartaco, el cual era un grupo de chavos que se dedicaban a defender el proyecto original de los CCHs, porque por esos tiempos comenzaban las reformas que a la postre redujeron la matrícula estudiantil, cerrando dos de cuatro turnos.

En el aspecto deportivo, entrenó lucha olímpica en el gimnasio de Ciudad Universitaria, bajo la dirección del entrenador Raúl García. Representó a la UNAM en algunos torneos y obtuvo el Segundo Lugar Nacional en el Campeonato Abierto, realizado en Puebla.

A la edad de 15 años, en los años de 1992 y 1993 participó en Brigadas Universitarias de Servicios Comunitarios para la Autogestión (BUSCA AC), organización de jóvenes dedicada al trabajo comunitario en zonas indígenas, por lo regular eran comunidades de escasos recursos, su trabajo siempre se realizó sin fines de lucro, ni nexos con partidos políticos o instituciones religiosas. BUSCA A.C. se constituyó legalmente en 1989, y hace constar por escrito que Antonio participó como voluntario en dicha ONG.

En BUSCA se integró al área de educación. Además de esta área. BUSCA contaba con el área de producción, salud comunitaria y derechos humanos. En 1992, trabajó en la comunidad de Mesa del Aire en el Estado de Nayarit, con familias indígenas de la etnia Huichol, enseñando hortalizas, higiene, alfabetización de adultos y niños.

En 1993, su participación en BUSCA, fue un poco más amplia, ya que le tocó seleccionar las comunidades a las que irían, hacer los trámites correspondientes en el Instituto Nacional Indigenista (INI) y el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), para que les proporcionaran material y apoyo; recolectaron alimentos y realizaron actividades para recabar fondos, como botear en el metro, hacer fiestas, etc., fue coordinador de una brigada. En 1993 trabajó en el estado de Veracruz, en el pueblo Tres Cruces, Municipio de Sosocolco de Hidalgo, habitado por Totonacas.

En la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM publicó junto con un grupo de amigos un folletín que se llamó El Grito, que fue un espacio abierto para la expresión de los estudiantes. Además de estudiar filosofía, practicaba taekwondo, estudiaba francés en el Centro Universitario Cultural y trabajaba en el INEA alfabetizando a niños menores de doce años y de doce a quince años.

Para mantenerse trabajó de ayudante de albañil (peón) todo un año, trabajó también en fábricas textiles donde cortaba prendas o cortes y llenaba los traileres.

Después comenzó a vender ropa, calcetines sobre todo, para tener tiempo de estudiar, también ayudaba a su hermano Héctor en la venta del café del proyecto Café Cushan.

Hoy está recluido en el penal de Máxima Seguridad CEFERESO #1, no por secuestrador, narcotraficante, asesino o ladrón, está preso, secuestrado, por su manera crítica de pensar, por tomar conciencia de que podemos vivir mejor y de que tenemos ese derecho.

Navegar por las

AgendaTous les événements

junio de 2019 :

Nada para este mes

mayo de 2019 | julio de 2019

Soutenir par un don