Portada del sitio > ANÁLISIS > Foro Consultivo Científico y Tecnológico y precarización de los profesores de (...)

Foro Consultivo Científico y Tecnológico y precarización de los profesores de asignatura de la UNAM

Martes 28 de septiembre de 2021, por Comité Cerezo México

La Fiscalía General de la República (FGR) ha intentado tres veces que 31 miembros del Foro Consultivo sean indiciados por el delito, entre otros, de delincuencia organizada, el juez ha negado abrir el expediente debido a un problema técnico, antes era legal robarle al Conacyt, al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, ahora que ya no es legal no se puede juzgar un robo legal del pasado.

Por un lado. los amigos de transas de estos “científicos” inmediatamente empezaron a decir que se perseguía a la ciencia, lo cual ni por asomo es cierto, se persiguen a delincuentes que además son científicos, muchos de ellos ex directivos del mismo Conacyt y ligados con el Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE, como Enrique Cabrera Mendoza por ejemplo, por cierto el CIDE es otro templo de “científicos” financiado con recursos públicos; Así Graue, Rector de la UNAM e incluso Sheinbaum dijeron que era un despropósito la investigación contra estos “científicos”, pero como en el porfiriato, son el grupo de los científicos que en, símil circunstancia, actualmente apoyan la profundización del neoliberalismo y claro sacan una gran tajada de este apoyo.

Por el otro lado, está un grupo de científicos que apoyan esta medida, los científicos que a pesar de sus méritos nunca alcanzaron niveles como el de los presuntamente “perseguidos” y no estuvieron de acuerdo en cómo se administraban los recursos del Conacyt, agrupados en Con_ciencia crítica se han sumado alrededor de 400 investigadores y personas de ciencia.

Así científicamente, por un lado, están los intelectuales orgánicos del neoliberalismo, ahora señalados por sus transas millonarias y por el otro, los desplazados de las mieles del poder, tampoco quiere decir que estos segundos sean precarizados o vivan en la miseria, sólo no están de acuerdo muchos de ellos que no tuvieran más recursos, digamos para sus investigaciones y algunos con una conciencia mayor que están en desacuerdo con la mercantilización y privatización de la investigación científica y pugnan como su nombre lo dice: Por el conocimiento como bien común, aunque no llegan al concepto del conocimiento al servicio del pueblo explotado, o en contra del capitalismo, nomás pa señalar un ejemplo.

Por cierto, una de dichas científicas neoliberales es Julia Tagüeña Parga, miembro de la Academia de Ciencias, esa Institución que despidió a sus trabajadores sin pagarles lo que por ley corresponde y que actualmente dichas trabajadoras están peleando por justicia laboral, esa que, aunque sea en la 4T, nomás no llega tampoco.

Por todo esto estamos de acuerdo en que: la ciencia sea pública y no privada, que sirva a los intereses de los más pobres y no de los neoliberales, se investigue y sancione a los responsables de los desvíos millonarios del presupuesto público y de paso se amplie la investigación a las Universidades que, como la UNAM, la UAM, el Poli entre otras también tienen sus feudos científicos y sus pactos de colusión y de silencio en el uso discrecional de nuestros impuestos.

Y ya que hemos mencionado a la UNAM, también ahí se están cociendo habas, resulta que mientras una minoría de académicos y directivos ganan más que el presidente, miles de profesores ganan sus 65 pesos la hora de clase, incluyendo el tiempo que se tarden en preparar su clase y en evaluar a sus alumnos y no tienen más que entre 2 y 4 horas a la semana en promedio, ganando hasta unos 848 pesos a la quincena como sueldo base.

Hay diversas iniciativas de lucha contra esta injusticia y la exigencia de la definitividad en sus materias que, a pesar de estar dándolas durante años, incluso más de 30 años, nunca la han obtenido; así, la autoridad, saltándose ilegalmente su propio reglamento, el Estatuto del Personal Académico, la legislación universitaria e incluso la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, niega a los profesores de asignatura sus derechos laborales.

Hemos visto como se han aglutinado por Facultades estas luchas por derechos humanos laborales e incluso se intentó un referente común a nivel universidad, sin embargo, no se ha consolidado ninguna de estas luchas, ni un referente general, ni la mayoría de los referentes de las Facultades, no por falta de ganas, pero si mucha falta de conciencia y por ese “trabajo” de algunas organizaciones que llegan a tomarse la foto y tratar de imponer sus ideas sobre las de la mayoría de los miembros de las asambleas de docentes y querer que su voto valga lo mismo que el de una asamblea, métodos más priístas que de la izquierda.

O cuya idea bastante desfasada de la realidad de que en el 2023 ganarán el Contrato Colectivo con un nuevo Sindicato dizque independiente, pero de sus agremiados, sueño guajiro desprovisto de la capacidad para realizarlo y de una base teórica y práctica coherente, debido principalmente a la falta de organización y articulación de los docentes como parte de la clase explotada y a la dirigencia de este aún inexistente sindicato que ya hasta se repartió inexistentes carteras.

Pero hay iniciativas coherentes que con trabajo de base pueden ser realizadas para ir ganando paciente, pero firmemente una alternativa para que las autoridades de la UNAM respeten los derechos humanos laborales de miles de docentes, estos sí, precarizados.

Otro escollo que habrá que sortear con este trabajo de hormiga, es el temor fundado de que no les den grupo y automáticamente queden fuera de la UNAM como docentes, como ya les ha pasado a varios maestros de la Fes Acatlán y de la Facultad de Ciencias Políticas que al representar a sus asambleas han sido el blanco de la represión política de las autoridades.

Quiénes siguen, pues los que sigan los sueños guajiros de un otro sindicato, los que se dejen arrastrar por los colectivos autoritarios que imponen sus ideas sobre las ideas que defiendan los intereses de la mayoría y que no han movido un dedo para defender a los docentes ya reprimidos y quienes sin asumirse como clase proletaria, no se organicen con sus hermanos de clase dentro y fuera de la universidad para conseguir la definitividad de sus materias y los derechos humanos laborales a los que tienen derecho.

Sus comentarios

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario

Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.