Portada del sitio > Área de Difusión > Medios > Los presos torturados deben quedar libres y los torturadores en la (...)

Los presos torturados deben quedar libres y los torturadores en la Cárcel

Lunes 9 de agosto de 2021, por Comité Cerezo México

Entrevista a Guadalupe Montelongo y Antonio Cerezo, integrantes del Comité Cerezo, Organización de Derechos Humanos, transcripción de Citlalli Gullén Rodríguez, en colaboración voluntaria, programa del sábado 07 de agosto de 2021, Publicación Original del Portal www.frecuencialaboral.com

Guadalupe Montelongo (GM): El Comité Cerezo está formado por un grupo de luchadores sociales que utilizan la herramienta de los Derechos Humanos para defender, precisamente, a todos aquellos que luchan por tener una vida mejor, por una vida más digna. Decir Derechos Humanos no nada más lo que necesitamos, lo que nos corresponde como humanos, sino también que se nos respete todos aquellos derechos como el trabajo digno, como el derecho a la salud, a la vivienda.

Este Comité se formó en el año 2001, a partir de la detención arbitraria de 3 de los 5 hermanos Cerezo Contreras, los cuales fueron detenidos de manera arbitraria por el Estado mexicano, atribuyéndoles, como en muchos otros casos a los luchadores con consciencia política, delitos que no se cometieron; delitos de gravedad, por los cuales fueron torturados y llevados a cárceles de máxima seguridad. Estuvieron presos injustamente durante 7 años y medio.

A raíz de eso, los 3 hermanos que quedaron fuera, que no tuvieron la desgracia de haber sido detenidos, empiezan a conformar este comité, precisamente, para la liberación de sus compañeros presos. Los compañeros Emiliano Cerezo Contreras y Francisco Cerezo empiezan este movimiento por la liberación de sus hermanos injustamente detenidos.

A partir de ahí, de varias organizaciones que se manifiestan también en contra de esta detención, y del apoyo solidario de varias personas, sobre todo compañeros de las universidades -recordemos que fue en el contexto después de la huelga universitaria del 99- y, como sabemos, este tipo de violaciones a los Derechos Humanos en contra de personas que luchan es, precisamente, para meter miedo para que las demás personas no quieran seguir participando y se haga una disolución de estas luchas que son justas.

Los hermanos Francisco y Emiliano empiezan este arduo camino por la lucha de los Derechos Humanos precisamente por esto, por la detención de sus hermanos Antonio, Héctor y Alejandro Cerezo. A partir de ahí, cuando logran su salida gracias a estos apoyos y organizaciones, se dan cuenta de la necesidad de seguir luchando en contra de este tipo de terrorismo de Estado contra las personas que defienden algún derecho.

Esta lucha es principalmente por las personas que sufren detenciones arbitrarias, ejecuciones extraoficiales y desapariciones forzadas. Estos delitos que son de lo más terrible y que sigue habiendo y que en los sexenios anteriores, no fue nada más lo que hicieron para despojar a este país de las riquezas naturales y de sus empresas y sus industrias, sino que también utilizaron este terrorismo para poder llegar a ese fin neoliberal de despojar al pueblo de México de sus derechos.

El Comité publica un informe anual como parte de sus actividades. Es un informe de las graves violaciones a los Derechos Humanos.

Antonio Cerezo (AC): Efectivamente, el Comité Cerezo ya tiene casi 20 años de trabajo. Aprendimos todo el proceso de documentación de violaciones graves a los Derechos Humanos con base en una experiencia propia. Podemos afirmar que la tortura ha sido un método sistemático de trato hacia las personas detenidas, culpables o no culpables.

Estamos hablando de hace 20 años, cuando se suponía que había llegado la primavera democrática a México con Vicente Fox, cuando los súper policías, que ahora están presos, eran los súper policías y no dejaban de implementar la tortura como método de investigación para tratar de obtener confesiones. Hay casos muy sonados y otros casos menos sonados, pero la realidad es que el mayor temor al ser detenido es ser torturado.

¿Por qué? Porque es un método, es algo sistemático que utilizan los cuerpos represivos: ejército, marina, policía federal, bueno, ya no existe. En ese tiempo existía la Agencia Federal de Investigaciones (AFI). Decían que en México era la AFI y en Inglaterra era Scotland Yard. Entonces, en este contexto de saber que hay torturas es que se da el decreto reciente para liberar a presos que reúnen ciertas características.

Se prepara este decreto presidencial para que todos aquellos presos que han sido víctimas de tortura, y sea comprobado a través del Protocolo de Estambul, sean liberados. También para quienes han pasado 10 años sin sentencia o a mayores de 65 años con enfermedades crónicas y delitos que no sean de sangre y mayores de 75 años sin delitos graves. Esto, como una forma de resarcir a las víctimas de la tortura. También se hace un llamado a que todos los estados apliquen lo mismo y, por ejemplo, aquí en la Ciudad de México ya Claudia Sheinbaum anunció que iba a hacer algo parecido con algunos presos.

Por ejemplo, nosotros acompañamos el caso de Alfonso Tentle, un joven, ya no tan joven, que en el 2004 tenía 18 años. Fue detenido por eventos relacionados con un suceso en Tláhuac en el 2004, pero él era inocente, como la mayoría de detenidos. Pero él fue torturado reiteradamente durante los primeros años de prisión; en la cárcel, llegaban a torturarlo y está preso con una sentencia muy larga. Lleva casi 16 años preso y decimos que gente como él debe salir porque, además de ser inocente, fue torturado.

¿Cuál es la ventaja de practicar el Protocolo de Estambul? Que los médicos o los peritos legistas que aplican el Protocolo de Estambul, pueden determinar, a pesar de que hayan pasado 16 años, si hubo tortura o no. El Protocolo de Estambul es un protocolo que tiene dos aspectos: uno es el físico, es decir, hay una exploración física de la persona, y el otro es psicológico. También la tortura deja o puede dejar huellas psicológicas en la persona que las sufre.

Entonces, aunque se hayan borrado algunas lesiones de la tortura en el cuerpo, va a haber lesiones en la psique humana que no se van a poder borrar, y un buen Protocolo de Estambul, aplicado como se debe aplicar, puede determinar si hubo o no tortura. Esto porque algunas personas nos preguntaban en otro programa si podría haber gente que mintiera o que se dijera haber sido torturada y no lo haya sido, pero el Protocolo de Estambul es bastante objetivo y parte de hechos científicos.

Nos alegra que aquí se plantee este pedacito de resarcimiento del daño y que sea efectivo porque, de la amnistía que planteó López Obrador al inicio de su sexenio, nada más han sido beneficiadas 5 personas. Entonces, una amnistía de ese tipo está complicada. Y también porque en algunos estados, como el estado de Chiapas, donde hay un gobernador, Rutilio Escandón Cadenas, que emanó de Morena, hay un conjunto de presos de su sexenio, que están presos, torturados en la mayoría de los casos. Tenemos el caso de Javier González, un integrante del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, campesino, que fue detenido, desaparecido de manera forzada por casi 24 horas y presentado después en un penal, con evidentes huellas de tortura, y la acusación es que se robó una motoneta.

Entonces lleva dos años preso, y ni siquiera la persona a la que dicen que le robó la motoneta está ya; la llamaron dos años y no se ha presentado, no ha ratificado la denuncia. Pero, a pesar de las evidentes huellas de tortura sigue preso. Y así como él, otros presos que han sido torturados por su participación política en diferentes organizaciones que luchan por los derechos de los campesinos, de los indígenas, etc.

Ya no hablemos de lo que pasó en Puebla en el operativo contra normalistas hubo tortura o malos tratos. O los de Mactumatza, Chiapas, los compañeros estudiantes donde, además, se les finca un proceso penal que los ata y los restringe en su participación política. Entonces esperamos que no sólo a un nivel federal, sino que, a nivel de los estados, cese la represión y haya un resarcimiento también a las personas que han sido torturadas, o han recibido malos tratos o están presas de manera injusta y, además, torturadas.

Consideramos que debe haber una política de garantías de no repetición de la tortura como parte al derecho de las víctimas, que sería el derecho a la verdad y a la justicia pronta y expedita. Es decir, se debe desmontar esta escuela en los cuerpos policiacos y militares, donde enseñan a torturar; debe castigarse a los torturadores; deben de clausurarse todas las instituciones utilizadas para la tortura, ¿verdad? Porque hablar de tortura es hablar de la aplicación científica del dolor para la obtención de información o de un castigo. No es algo con lo que se nazca, el torturador no nace torturador; al torturador se le enseñan prácticas físicas y psicológicas para torturar a la víctima.

Entonces, parte del desmonte de estas estructuras será la investigación de aquellas personas que, desde los cargos públicos, incentivaron la práctica de la tortura, la protegieron y la desarrollaron durante muchos años. Entonces, no nada más en la época neoliberal. Ahora está de moda juzgar a los neoliberales, ¿verdad? Porque la tortura, desde antes del neoliberalismo, ya existía como una práctica reiterada de los cuerpos de los cuerpos represivos del Estado mexicano.

Anunciamos que vamos a sacar un nuevo informe. Este agosto 2021 va a salir el informe anual de violaciones de Derechos Humanos y los invitamos a estar pendientes de la información que les vamos a compartir a finales de este mes de agosto y agradecerles mucho la invitación aquí, a este espacio.


Ver en línea : Los presos torturados deben quedar libres y los torturadores en la Cárcel

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Añada aquí su comentario

Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.