Verdad y Justicia para Giovanni López y detenidos por las protestas en Jalisco

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 18%
Ciudad de México 5 de junio de 2020

Las noticias sobre la detención, tortura y ejecución extrajudicial en contra de Giovanni López, sucedida en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, han despertado la indignación en todo México, al representar un caso más de graves violaciones a derechos humanos por parte de cuerpos policiacos y de la impunidad del Estado.

La violación de derechos humanos por parte de policías es recurrente, en especial la violación al derecho humano a la protesta, una vez que el pueblo se inconforma frente a la ausencia de verdad y de justicia. El mejor ejemplo son las 27 personas víctimas de detención arbitraria [1] , en el contexto de las protestas por justicia para Giovanni realizadas el día 4 de junio en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Cometer nuevas violaciones de derechos humanos para ocultar otra es una forma de actuación del Estado que no es nueva y que lo aleja por completo de sus obligaciones: garantizar, proteger y respetar nuestros derechos humanos.

Violaciones de derechos humanos contra Giovanni López

La información pública, incluyendo lo indicado por la Fiscalía estatal, señalan como motivo de la detención una falta administrativa. Lo que implica que la policía de Ixtlahuacán de los Membrillos, detuvo arbitrariamente a Giovanni, ya que una falta administrativa implica daños que ameritan una multa o sanción, pero no la detención.

De acuerdo a la definición del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de Naciones Unidas (2017) podemos decir que podrían existir al menos dos elementos para nombrar a esta privación de la libertad como una detención arbitraria:

“Cuando es manifiestamente imposible invocar fundamento jurídico alguno que la justifique (categoría I); [...] Cuando la privación de libertad constituye una vulneración del derecho internacional por tratarse de discriminación por motivos de nacimiento, origen nacional, étnico o social, idioma, religión, condición económica, opinión política o de otra índole, género, orientación sexual, discapacidad u otra condición, y lleva o puede llevar a ignorar el principio de igualdad de los seres humanos (categoría V).” [2]

Si bien aún no existe documentación sobre violaciones de derechos humanos sobre el caso, se conoce que la causa de muerte fue por un golpe en la cabeza, sin embargo, los familiares denuncian que al ver el cuerpo observan un impacto de bala en la pierna. La Fiscalía del estado de Jalisco, niega lo último y señala que la muerte se debió a los golpes de la policía municipal. Lo que significa que Giovanni (con independencia de si existe el disparo o no) fue víctima de ejecución extrajudicial, la cual es una grave violación de derechos humanos, por lo que es incorrecto nombrar como muerte o asesinato.

Una ejecución extrajudicial ocurre cuando, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (2005):

“[...] miembros del Estado, por comisión o por aquiescencia (cuando mandatan a particulares), cometen una privación ilegítima de la vida; por lo tanto se define como un “homicidio doloso perpetrado o consentido por personas cuya ilegítima actuación se apoya, de manera mediata o inmediata, en las potestades del Estado” [3]

Como señalamos en nuestro Octavo Informe: Defender los derechos humanos en México: ¿El fin de la impunidad?:

“La ejecución extrajudicial es considerada una violación grave de derechos humanos debido a que atenta, de forma directa, contra el derecho a la vida que se encuentra reconocido en los Artículos 1, 10 y 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Art. 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la Declaración de la Convención Americana de Derechos Humanos, y en el Artículo 6 de la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto de Derechos Civiles y Políticos.” [4]

Es indispensable que exista claridad sobre las autoridades que cometieron directamente y que permitieron la ejecución extrajudicial de Giovanni López. No sólo para que sean enjuiciados y sancionados, sino también para generar las modificaciones de las estructuras policiacas y judiciales que facilitan este tipo de violación a derechos humanos y así ésta no vuelva a repetirse.

Violaciones de derechos humanos contra personas que ejercían el derecho humano a la protesta

El jueves 4 de junio de 2020 se realizaron distintos actos de protesta en Guadalajara, Jalisco exigiendo justicia para Giovanni López, es importante destacar que el derecho a la protesta está reconocido internacionalmente como un derecho humano [5], surge de la conjugación del derecho a la libertad de expresión y del derecho a la reunión [6]. Contamos con él “[...] para expresarse libremente con respecto al descontento, preocupación o repudio ante una serie de violaciones o restricciones a los derechos humanos. La función de este derecho es pedir o exigir a las autoridades que modifiquen y corrijan su actuar. Así pues debemos definir protesta social como el reclamo o demanda que realiza un grupo amplio de personas con el objetivo de resolver un problema al que se enfrentan”. [7]

Existen reportes en los que las policías municipales de Guadalajara, y estatal de Jalisco estuvieron a cargo del operativo de seguridad en la manifestación. Según información en medios se reporta que elementos de la policía municipal amenazaron a quienes se manifestaban con aseveraciones como “Los vamos a matar” [8] .En el contexto de la represión de los manifestantes se conoce de 27 personas detenidas de forma arbitraria, de quienes se desconoce su estado de salud.

Cuando la detención arbitraria se comete contra quien ejerce un derecho humano, hablamos de detención por motivos políticos [9]. Representa, además, un acto de represión del Estado y un mecanismo de control social, que viola un derecho y además obstaculiza la acción organizada en la defensa de otros. Que se amplía con las declaraciones del gobernador Enrique Alfaro del 4 de junio de 2020 [10], al criminalizar a quienes participaron en las protestas, como gente que “buscaba provocar al gobierno”

Autoridades responsables y recomendaciones

En medio de una pandemia por COVID19, en la que aún hacen falta políticas públicas que garanticen el confinamiento en casa y otros derechos humanos de la población, en el estado de Jalisco, se han definido medidas ante esta emergencia sanitaria que permiten la vulneración de los derechos humanos, como la sanción con multa (de 10 a los 100 salarios mínimos) o detención por 36 horas al no portar cubrebocas o no cumplir con el aislamiento social [11]. Medidas que se dejan a cargo de las policías y jueces municipales, pero que fueron dictadas por el gobierno del estado, a través de la Ley Salud Estatal, por lo que tienen distintos grados de responsabilidad en la detención arbitraria, tortura y ejecución extrajudicial de Giovanni López.

En cuanto a las violaciones a derechos humanos contra quienes ejercían su derecho a la protesta, se observa la acción de la policía del municipio de Guadalajara y de la policía del Estado en la amenaza y detención arbitraria de al menos 27 personas. Así como al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, ante la criminalización de las personas que se manifestaron exigiendo justicia por Giovanni López.

Por último, es de resaltar el papel que han tenido los medios de comunicación. En un primer momento usaron términos como “murió” o “fue asesinado”, lenguaje que oculta las graves violaciones a los derechos humanos que sufrió Giovanni. Así mismo hacen énfasis en la profesión de Giovanni: trabajador de la construcción, albañil, con lo que contribuyen a la discriminación y al clasismo que permea en la sociedad mexicana.

En cuanto a la exigencia de justicia, la cobertura mediática de la protesta destacó hechos como los destrozos o las agresiones a los policías, discursivamente separaron a los manifestantes “violentos” de los no violentos, con lo cual contribuyen a la criminalización de la protesta social y a la impunidad en que se desenvuelven las corporaciones policíacas.

Frente a las graves violaciones cometidas por autoridades del estado de Jalisco, como organización de derechos humanos, recomendamos:
● Se dé información sobre la salud de las personas detenidas arbitrariamente y su puesta en libertad
● Investigación imparcial, pronta y expedita a la serie de violaciones a derechos humanos cometidas contra Giovanni López
● En ambos casos, debe haber medidas de reparación integral, sanción a quien ha cometido estas violaciones a derechos humanos y las medidas para su no repetición.

Comité Cerezo México

Navigation

AgendaTous les événements

julio de 2020 :

Nada para este mes

junio de 2020 | agosto de 2020