Boletín de año nuevo

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Estimadas personas solidarias y organizaciones fraternas, compañeros y hermanos miembros de los Comités Cerezo:

El esfuerzo que hemos realizado en este año debe sentar las bases para un mejor trabajo no sólo para este 2007, sino para años venideros; estas bases las hemos construido gracias a la solidaridad y el trabajo conjunto con muchas personas y organizaciones fraternas, no sólo somos nosotros, sino el conjunto de personas que de manera organizada o a titulo individual ha contribuido a lo que llamamos, desde la detención injusta e ilegal de los hermanos Antonio, Héctor, Alejandro Cerezo Contreras y Pablo Alvardo Flores el 13 de agosto 2001, “Comité Cerezo”.

Todos hemos afrontado con dignidad los hostigamientos, amenazas de muerte e intentos de homicidio por denunciar, defender y promover el respeto a los derechos humanos y el importante y esencial derecho a decidir cómo queremos construir una nueva sociedad, más justa, equitativa y humana que la actual.

A pesar de todo este trabajo, el Estado mexicano se ha dedicado sistemáticamente a destruir el tejido social mediante el terrorismo de Estado, podíamos ver el inicio de lo que hoy padecemos en la represión y tortura en contra de los altermundistas en la ciudad de Guadalajara en el 2003, el ensayo general se realizó en Atenco a principios de este año y su perfeccionamiento en el Estado de Oaxaca: ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada temporal, tortura física, psicológica y sexual, encarcelamiento de luchadores sociales en penales de Exterminio en el Estado de México y en centros de “mediana seguridad”, pero con un régimen igual o peor que las prisiones de Alta seguridad como el CEFERESO No. 4 en el Estado de Nayarit, dispersión y aislamiento contra los presos, para generar un desgaste mayor al movimiento reprimido, a los familiares a los organismos de DH.

Más de 400 personas relacionadas o no con luchas sociales y sus respectivos movimientos políticos han sido hechas presas por el Estado mexicano en este año que termina, muchas ya libres, pero que tendrán que atravesar el viacrucis de llevar un proceso jurídico irregular por años, la dosificación de la “justicia” por parte del Estado mexicano es el nuevo mecanismo de división y confrontación entre familiares y luchadores sociales, en la importante lucha por la libertad.

El Comité Cerezo México siempre ha considerado que los presos políticos y de conciencia son de todos, son producto de un esfuerzo por construir una nueva sociedad porque todos colaboramos con ese objetivo desde nuestros lugares de trabajo.

Los presos no son propiedad de nadie en particular, de ninguna organización o abogados que ven en las consecuencias de la represión un mercado de victimas y lucran con el dolor de los familiares; los presos, los sobrevivientes de la tortura, de desapariciones e intentos de asesinato son seres humanos a los cuales se les debe apoyar de la mejor manera, de una manera moralmente adecuada, la lucha social y la defensa de los derechos humanos debe estar peleada con las actitudes protagónicas, la cosecha de resultados, la apropiación del trabajo de otros, la venta de la información, si repetimos los modos capitalistas de hacer política, nuestro trabajo sólo demuestra el objetivo de brillar personal o colectivamente y no de ser solidario con nosotros, con los demás, con todos.

El Estado colombianiza su cara represiva, al afinar su estrategia de criminalización de la lucha social, equiparando a los luchadores sociales y defensores de los derechos humanos con delincuentes, basta ver los perfiles de los nuevos funcionarios del gabinete de seguridad, la unificación de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y la Policia Federal Preventiva (PFP) con la nueva incorporación de 10,000 efectivos del Ejercito Mexicano y la Armada de México, la suspención de garantías constitucionales de facto con el pretexto de “restablecer el orden” o la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, y finalmente la creación del imaginario social que justifique y legitime a la represión con el Estado de derecho y la “justicia social”.

A pesar del negro panorama para la defensa de los derechos humanos en el mundo y por consiguiente en nuestro país, el Comité Cerezo México les desea un 2007 de arduo trabajo, esfuerzo y satisfacción por lo que hemos de seguir construyendo, así mismo desea y trabajará por que las diferencias que existen entre los diferentes esfuerzos para transformar la sociedad puedan confluir.

“Porque ser defensor de los derechos humanos, no es sinónimo de terrorista”

Comité Cerezo México

Navegar por las

AgendaTous les événements

octubre de 2019 :

Nada para este mes

septiembre de 2019 | noviembre de 2019

Soutenir par un don