Alejandro Cerezo es deportado de Panamá; iba a Paraguay a dar una conferencia

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

Por Mathieu Tourliere, 2 octubre, 2018

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El activista mexicano Alejandro Cerezo Contreras fue deportado de Panamá ayer, mientras esperaba abordar un avión que lo llevaría a la ciudad de Asunción, Paraguay, donde iba a presentar una ponencia sobre la experiencia del Mecanismo de protección a defensores de derechos humanos en México.

El activista contó que agentes migratorios panameños lo detuvieron durante su escala; le preguntaron si era vocero del Ejército Popular Revolucionario (EPR), si tenía noticias de sus padres –quiénes, afirmaron, forman parte del grupo armado–, y horas después lo retornaron a México, con el falso pretexto de que había sido sentenciado en este país.

Junto con sus dos hermanos y Pablo Alvarado –todos estudiantes–, Alejandro Cerezo fue encarcelado entre 2001 y 2005 en el Centro Federal de Readaptación Social número 1 “Altiplano”, después de que la Procuraduría General de la República (PGR) los acusó de “terrorismo”, por detonar tres petardos caseros en tres sucursales del banco Banamex, en la Ciudad de México.

Alejandro Cerezo salió de prisión el 1 de marzo de 2005 mediante un amparo que le absolvió de cualquier delito. Sus hermanos permanecieron cuatro años más en la cárcel, a pesar de que la justicia retiró los cargos en su contra, en ese entonces ya no eran acusados por la detonación de los petardos.

En la cárcel, los hermanos Cerezo sufrieron vejaciones y tortura; las autoridades incluso llegaron a acusarlos de asesorar a los jefes del narcotráfico desde sus celdas. En realidad, las autoridades buscaban a Emilia Contreras Rodríguez y a Francisco Cerezo Quiroz, padres de los jóvenes, a quienes el gobierno federal consideraba como los dirigentes y fundadores del EPR.

En el relato de su experiencia en Panamá, Alejandro Cerezo aseveró que el agente migratorio “insistió en el por qué, si había sido absuelto, había pasado tres años y medio en la cárcel, a lo que respondí: ‘pregúntale al Estado mexicano’”.

Siguió:

“Me condujeron dentro del aeropuerto a un lugar de migración y ahí me registraron con mis generales nuevamente y me hicieron firmar un formato que llamaron de ‘filiación’. Me tomaron las huellas digitales nuevamente, me explicaron que ese formato era la información que pasaría a sus ‘países aliados’ y que no podría viajar a esos países, salvo Colombia porque ahí aceptaban ‘hasta a las ratas’”.

Cuando salió de la cárcel, Cerezo fundó la Organización de Derechos Humanos Comité Cerezo México y en Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos (ACUDDEH AC), dedicada a documentar las agresiones perpetradas contra los activistas en México.

“Recordamos que el 31 de agosto del 2012, Alejandro Cerezo Contreras viajó a Alemania para recibir el premio Aquisgrán de la Paz y tuvo problemas para salir de México, ya que tuvo que esperar que la aerolínea tuviera la ‘autorización’ para que pudiera abordar el avión. De regreso de Alemania sucedió lo mismo, tuvo que esperar una ‘autorización’ para poder volar por cielo de los EU”, planteó el Comité.

En su informe más reciente, la organización documentó que, durante la administración de Enrique Peña Nieto, las autoridades perpetraron 161 ejecuciones extrajudiciales de líderes sociales.

Ver en línea : Alejandro Cerezo es deportado de Panamá; iba a Paraguay a dar una conferencia

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don