EPN niega entrada a México al Comité de desapariciones forzadas; su sexenio es uno de los más sangrientos de la historia mundial

, di  Comité Cerezo México , popolarità : 5%

Por Emma Martínez 25 Octubre, 2017

(26 de octubre, 2017. Revolución TRESPUNTOCERO).- El pasado 20 de octubre de 2017, se dio a conocer la negativa del Estado mexicano a la petición de visita hecha por el Comité contra las desapariciones forzadas de la ONU.

Con su visita, el organismo implementaría un proceso de recaudación de información, por medio de testimonios de las familias de las víctimas, también incluiría reuniones con diferentes instancias de los Estados que han decidido firmar la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.

Siendo México, uno de los Estados que ha firmado dicha convención lo siguiente era abrir las puertas al Comité, sin embargo el país se negó, siendo ésta la primera vez que un Gobierno se niega a cumplir con su responsabilidad ante instancias internacionales en materia de derechos humanos.

La Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada en México se ha cuestionado ¿Cuál es la importancia que el Comité contra las desapariciones forzadas de la ONU visite México? ¿Por qué el Gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto se niega a la visita?

El Comité es una herramienta importante que tienen las familias de las víctimas de desaparición forzada, organizaciones de derechos humanos, populares e indígenas para ser escuchadas directamente por una instancia internacional, la cual puede dotar de mayor sustento a las demandas hechas durante estos últimos años, así como abrir la posibilidad de que a nivel internacional haya una constancia de que en México, se cometen las desapariciones forzadas de manera generalizada y sistemática.

“Por esto, el Gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, se niega a recibir al Comité, en tanto desde hace tres años ha utilizado una estrategia, primero que implica intentar descalificar a todas aquellas personas pertenecientes a instancias internacionales que han dado recomendaciones incomodas al Estado mexicano, como han sido los casos del Relator contra la Tortura y del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI).

Además, el Estado mexicano ha mantenido el discurso, tanto al interior del país como en el exterior, de ser un Estado ‘preocupado’ por la protección de los derechos humanos de su pueblo cuando se ha demostrado la existencia de graves y múltiples violaciones a los derechos humanos en México”, señala la Campaña.

Sobre el tema, la especialista en Derechos Humanos, Alejandrina Sumuano, explica a Revolución TRESPUNTOCERO, “vivimos en un Estado violento que abusa de los derechos humanos de los mexicanos de manera cotidiana, como política de control. El peor miedo de las mujeres es que un policía, marino o soldado las detenga, porque las va torturar sexualmente.

Los hombres saben que si algún elemento de fuerzas armadas lo detiene existen posibilidades de ser desaparecido, torturado o ejecutado, en todo caso preso y exhibido en los medios como un delincuente. Cualquier civil en la calle puede dar esas respuestas, ahora si vamos con las víctimas o familias de ellas, no se podría dejar de evidenciar que el sexenio de Peña Nieto sin dificultad, podría enlistarse como uno de los más sangrientos de la historia contemporánea mundial”.

Es por esto, señala, que ingenuamente y de manera grosera, niega la entrada al Comité, lo cual también lo deja en entredicho, es decir es evidente que está ocultando graves anomalías y eso son las fosas clandestinas y los desaparecidos principalmente. “Sabe que las familias hablarán, que contarán sus historias porque quieren justicia, las que el gobierno les ha negado porque a quienes señalan son a las fuerzas armadas, generalmente como los presuntos culpables”.

Asevera que ante la gravedad del problema, “lejos de aceptar la ayuda internacional, mínimo por diplomacia, cierran las puertas. Somos gobernados por un equipo de improvisados -empezando por él que es un represor- que ante las evidencias, como el caso Ayotzinapa y las múltiples muertes violentas en Coahuila y otros crímenes, Campa Cifrián niega que sea México el país más violento, cuando sabe que sí lo es porque no estamos en guerra. Salvo la que ellos han implementado contra el pueblo”.

Dado que, en los últimos 11 años, las desapariciones forzadas en México han ido en incremento, llegando a cifras que solamente se han dado en regímenes dictatoriales, señalan las organizaciones, y dado que este Gobierno se ha dicho “democrático”, ante el riesgo de ser evidenciado por una instancia internacional, de la envergadura que representa el Comité contra las desapariciones forzadas de la ONU, el Estado mexicano ha decidido no aceptar esta visita, argumentan.

“Lo cual trae como consecuencia el dejar sin una herramienta más a las familias de víctimas para poder acceder a los derechos de Memoria, Verdad, Justicia, Reparación Integral y Garantías de No Repetición”.

Sumuano señala que las desapariciones forzadas, son parte del proceso que finaliza en las fosas clandestina, en muchas ocasiones. ¿Cómo podría permitir este gobierno que la ONU presencie la manera en que mujeres en zonas rojas como Sinaloa, estén cavando y rogando a las autoridades revisen una u otra fosa clandestina? es decir, ni siquiera poniendo todo en el escritorio quieren investigar.

“Porque al final hay de dos. Las autoridades no investigan porque le temen al narco y tienen pactos o porque los que cometieron desapariciones forzadas fueron las fuerzas armadas y policíacas y a esas mucho menos se les toca. Sin embargo, todas estas problemáticas ya se conocen mucho más allá de estas fronteras, solamente que ahora el Comité podría emitir respuestas teniendo un impacto global y quien sabe si ahí de nuevo Campa se atreva a decir que México no es ‘tan’ violento como dice la CIDH”, añade la especialista.
La Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada en México, condenó la negativa del Gobierno de Peña Nieto de recibir la visita del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU. “Le decimos, que aún con su negativa y su discurso de ‘garantía y protección’ a los derechos humanos, seguiremos luchando para que ésta grave violación a los derechos humanos sea erradicada de nuestro país. También le exigimos cumpla con sus obligaciones y acepté, lo antes posible, la visita a México de dicho Comité”.

“México ya no puede pasar desapercibido por su alto grado de violencia y en muchos de los casos ya no se culpa al narco, ahora ya es común que digan: ‘en ese país está matando, torturando, desapareciendo a los civiles’ y ‘los está escondiendo en fosas clandestinas por todo el territorio nacional’. Se sabe que en México el gobierno tiene una guerra contra el propio pueblo y las violaciones a derechos humanos son parte de la estrategia del terrorismo de Estado”, puntualiza la especialista.

Vedi on line : EPN niega entrada a México al Comité de desapariciones forzadas; su sexenio es uno de los más sangrientos de la historia mundial

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don