Mancera evalúa al gabinete… pero a él no lo evalúa nadie, dicen activistas y analistas

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

“Como organización siempre lo hemos dicho: debe ser evaluado por todos los operativos. La situación de los derechos humanos es grave, la misma Comisión de Derechos Humanos del DF publicó que en 2014 hubo 22 presuntas desapariciones forzadas. La policía aún utiliza la tortura como método de investigación en la ciudad”

Ciudad de México a 13 de Julio (SinEmbargo).– Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe del Gobierno del Distrito Federal (GDF), también debería ser evaluado en su gestión, lo mismo que su gabinete, pues la capital del país sufre una severa crisis de seguridad y derechos humanos aunque él y su equipo no lo quieran admitir, dijeron activistas y analistas consultados por SinEmbargo.

Mancera pidió la renuncia a su gabinete hace varios días. Y la semana pasada explicó que, del resultado del análisis de su equipo, dará a conocer nuevos nombramientos o ratificaciones, esto antes de su Tercer Informe de Gobierno, que se realizará el próximo 15 de septiembre.

Pero analistas políticos, representantes de organizaciones sociales y activistas dijeron que él también debería ser sometido a una evaluación. La mayoría de las encuestas dan a Mancera una aprobación tan baja como la que no ha tenido ningún Jefe de Gobierno desde 1997, año en el que se extinguió la figura de Regente.

La revocación de mandato ha sido una petición permanente de la izquierda para el Presidente de la República. Pero no en la capital, donde gobierna.

Los entrevistados dijeron que, de hecho, no sólo su gabinete debe pasar por una evaluación, sino que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) debería revisar el papel que ha jugado el Jefe de Gobierno en la capital.

“Debe renovar en serio su gabinete, sino será pura demagogia. En seguridad están reprobada no sólo la Procuraduría: Mancera también está reprobado, por ello nos gustaría ver acciones contundentes, porque si la situación no mejora, lo mejor que puede hacer Mancera es pedir una disculpa y la renuncia”, dijo Virgilio Bravo Peralta, director del Centro de Negociación, Mediación, Conciliación y Arbitraje (CENCA) del Instituto Internacional de Estudios de Derecho y Jurisprudencia (IIEDJ).

El analista afirmó que si la evaluación de Mancera Espinosa es real, seguridad pública y todos los niveles de la impartición de justicia en la ciudad, incluso él, están reprobados.

El “talón de Aquiles” de Mancera durante la primera parte de su gobierno, de acuerdo con los expertos, son la seguridad y los derechos humanos.

Alejandro Cerezo Contreras, del Comité Cerezo México, recordó que Mancera tiene pendientes con los derechos humanos desde que era Procurador General de Justicia del DF en la administración de Marcelo Ebrard Casaubón (2006-2012).

Con él, dijo, se agravaron las detenciones arbitrarias durante las manifestaciones en las calles de la Ciudad de México.

“Como organización siempre lo hemos dicho: debe ser evaluado por todos los operativos. La situación de los derechos humanos es grave, la misma Comisión de Derechos Humanos del DF publicó que en 2014 hubo 22 presuntas desapariciones forzadas. La policía aún utiliza la tortura como método de investigación en la ciudad”, expuso.

Para Cerezo Conteras lo ideal sería que al cumplir tres años el Jefe de Gobierno se sometiera a un referéndum.

“Ese sería el ideal, que la gente lo evaluara. A la Comisión de Derechos Humanos[CDHDF] le tocaría también, pero no sé si quiera porque hay resistencia de parte de ellos de pronunciarse y recomendar sobre las detenciones en las manifestaciones”, argumentó.

MANCERA Y LA CRISIS DE SEGURIDAD

Justo antes de cumplir seis meses de gobierno, la fundación City Mayors (que examina el gobierno de las ciudades) lo nombró Alcalde del mes de junio y según la página de Internet de la organización. Uno de los motivos que se tomaron en cuenta para su elección fue porque “cuando en diciembre de 2012 Miguel Ángel Mancera asumió como Alcalde de la Ciudad de México era inevitable que fuera comparado con sus dos predecesores inmediatos. Después de todo, tanto Manuel López Obrador (2000-2006) como Marcelo Ebrard Casaubón (2006-2012) implementaron cambios radicales en la ciudad”.

La organización justificó que Mancera supo “tomar lo hecho por López Obrador y Ebrard como una base sólida para comenzar a construir una ciudad que pueda competir de manera exitosa con otras metrópolis como Nueva York, Sao Paulo, Londres y Tokio”.

Sin embargo, a dos años y medio de gobierno, el Distrito Federal parece que se le salió de las manos.

Los primeros síntomas ocurrieron cuando desaparecieron 12 jóvenes de Tepito del bar Heaven, en la Zona Rosa, en 2013, una de las más vigiladas de la ciudad, parecía estar “blindado” ante los enfrentamientos, asesinatos y secuestros del crimen organizado en el resto de las entidades.

Mancera heredó de su antecesor Marcelo Ebrard la imagen de una ciudad segura, una “isla” donde el crimen organizado parecía no penetrar. Pero la ineficiencia de la policía capitalina para enfrentar el caso de los 12 jóvenes desaparecidos y la del propio Mancera y su equipo cercano –quien debería ser el primero en mostrar experiencia en el manejo del caso, pues estuvo al frente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF)–, lo colocaron en desventaja ante la opinión pública.

“Debe haber resultados concretos en los primeros 24 meses, es decir en unos siete u ocho meses más. Si la población observa que se incrementa la violencia, los problemas de contaminación y las deficiencias policiacas, la imagen de Mancera se desgastará”, opinó Luis Miguel Pérez Juárez, profesor Investigador de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública del Tecnológico de Monterrey en 2013.

Pero los resultados no llegaron, al contrario, un nuevo escándalo sacudió a Mancera luego de que el periódico Reforma publicara, a raíz de la ejecución de Marco Antonio Cardona Utrilla, dueño del bar Life ubicado en la colonia Condesa, que los restauranteros de la zona son extorsionados.

El rotativo publicó que existe una red de extorsión en donde les cobran entre 5 y 10 mil pesos a los dueños de los establecimientos, a cambio de no hacerles daños a ellos y a sus familiares.

“Lo que sucede en la Condesa es escandaloso y negar que estas prácticas de la delincuencia organizada, como el cobro de derecho de piso existen. Hay una crisis en seguridad pública y se debe aceptar. Hay una cifra negra de ciudadanos que no denuncia, entonces se deben renovar las estructuras y al personal que toma decisiones en seguridad”, dijo Bravo Peralta

El analista recordó que Mancera no colocó entre sus estrategias de gobierno desde el inicio de su gestión, el combate a la delincuencia organizada en la ciudad.

RENUNCIA DE GABINETE: REACOMODO DE FUERZAS

Para otros expertos, la solicitud de renuncia que hizo Mancera a todo el gabinete, para someterlo a evaluación, obedece al reacomodo de fuerzas políticas en la ciudad, después de las elecciones del 7 de junio y a la búsqueda de nuevas alianzas.

Antes del anuncio, fuentes dijeron que la solicitud de renuncia era a un grupo compacto, empezando con el Secretario de Gobierno Héctor Serrano Cortés, un hombre polémico. Distintos actores políticos pidieron antes su cabeza.

“Los he llamado para aclarar lo que se ha informado de manera extraoficial en medios de comunicación. Hoy pedí la renuncia de todo mi gabinete para someterlo a una evaluación de cara al Tercer Informe de Gobierno”, dijo Miguel Ángel Mancera, sin aceptar preguntas.

Gustavo López Montiel, experto en partidos políticos del Instituto de Estudios Superiores del Tecnológico de Monterrey, expuso que la solicitud de renuncia de Mancera a su gabinete se debe principalmente a que su equipo de trabajo responde a “alianzas viejas”.

“Hay que rehacer el Gobierno local. Los gabinetes son alianzas que le dan viabilidad a los gobiernos a largo plazo. En este contexto toma sentido la modificación del gabinete, porque el PRD [Partido de la Revolución Democrática] perdió gran parte de las delegaciones y a la Asamblea Legislativa [del Distrito Federal]. Esto hace que su equipo deje de ser funcional y tenga que recurrir a nuevos acuerdos, que seguramente está construyendo”, dijo.

Antes de que Mancera anunciara su solicitud a todo el gabinete, transcendió que entre los funcionarios que podrían irse estaban contemplados Joel Ortega Cuevas, director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, y la Secretaria de Desarrollo Social Rosa Icela Rodríguez Velázquez.

El pasado 16 de junio, legisladores del PRD, entre ellos el coordinador del sol azteca en el Senado de la República, Miguel Barbosa Huerta, solicitaron a Mancera Espinosa la renuncia de Serrano Cortés y de los otros dos funcionarios.

Barbosa Huerta justificó, en esa ocasión, que se solicitaba la renuncia de Serrano, debido a que la Secretaría que encabezaba “fue instrumentada bajo un gobierno mayoritario en delegaciones y mayoritario en la Asamblea, cambió la circunstancia”, por lo que se tenía que considerar una nueva relación entre las fuerzas políticas.

Un día después, Héctor Serrano sostuvo que no presentaría su renuncia al cargo “por recomendación”, y recriminó que la única obligación que él tiene es con el Jefe de Gobierno capitalino.

“Mi única obligación es responder a mi Jefe de Gobierno, nada más. Ni tengo que responder ni satisfacer los ánimos de nadie, me voy a conducir de manera vertical en ello”, arremetió. “Fui invitado al Gobierno de la Ciudad por Miguel Ángel Mancera, nadie me recomendó para ostentar el cargo que él me designó. Por supuesto tampoco creo que por recomendación tenga que irme, tampoco he presentado la renuncia”.

En cuanto a Ortega, Barbosa detalló que debía irse desde que estalló el escándalo de la Línea 12, mientras que Rosa Icela es señalada por los perredistas como una de las operadoras de Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), al interior del Gobierno de la ciudad.

“Obviamente estas secretarías son cuestionadas, deben irse, al menos que mantengan relevancia en términos de las personas que las ocupan. Las secretarías dependen de los acuerdos que se constituyen con los grupos: la Secretaría de Gobierno y Finanzas, son operadas por gente cercana al Jefe de Gobierno. Veo complicado que cambie al Secretario de Gobierno, porque sacarlo implicaría aceptar que hubo algún mal manejo en el proceso electoral. Si lo hace será a cambio de que salgan otros, Mancera tratará de mantener el control”, dijo López Montiel.

Ver en línea : Mancera evalúa al gabinete… pero a él no lo evalúa nadie, dicen activistas y analistas

Navegar por las

AgendaTous les événements

diciembre de 2019 :

Nada para este mes

noviembre de 2019 | enero de 2020

Soutenir par un don