Michoacán, de la militarización a la paramilitarización

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 1%

- “Como vimos en todo el sexenio de calderón, y con peña nieto, el enemigo de ellos es un sujeto en un contexto de guerra, al enemigo no se le neutraliza sino se le elimina.


Santa Fe de La Laguna, Quiroga/Héctor Tapia

Con Michoacán se documentó y advirtió, desde el 2006 que con el llamado “Operativo Michoacán”, emprendido por el entonces Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, que las violaciones a los derechos humanos se iban a agravar, y que la militarización de la entidad iba a traer la paramilitarización de la entidad.

El activista defensor de los derechos humanos Héctor Cerezo Contreras, aseguró que este diagnóstico que emitieron desde el 2006, “hoy podemos afirmarlo”, esto con documentación.

“Efectivamente hay una relación a mayor militarización mayores violaciones a los derechos humanos”, precisó.

En el marco de la audiencia pública realizada por el Tribunal Permanente de los Pueblos, que se realizó en Santa Fe de la Laguna, en Quiroga, dijo que Michoacán es el ejemplo, no el único, “pero sí es un ejemplo, de una modalidad distinta de paramilitarismo; no es la misma modalidad a la que se vivió en Chiapas, del 94 al 96, o al que se vio en el valle de Juárez”.

Aseguró que éste fenómeno de paramilitarización viene acompañado de “la criminalización hacia los defensores de los derechos humanos”, quienes son los que están denunciando estas violaciones, porque se encargan de documentar lo que está pasando.

Héctor Cerezo remarcó que a raíz de esto lo que se puede observar es una profundización a las violaciones a los derechos humanos, está “llevando al estado a una lógica de defender los intereses económicos de las grandes empresas, nacionales y extranjeras, a costa de los derechos de la población.

En su explicación,

En la raíz de todo estamos viendo que hay una profundización, y esta está llevando al estado a una lógica de defender intereses económicos de grandes empresas, nacionales y extranjeros, a costa de los derechos de la población.

Estableció una relación entre la política y la defensa de los grandes capitales, en detrimento de los derechos humanos.

Como defensor de los derechos humanos, se le cuestionó respecto a la Gendarmería Nacional, la cual recientemente se echó a andar por el ejecutivo federal; al respecto dijo que quedó claro el objetivo de la conformación de la mencionada Gendarmería: cuidar los procesos productivos, según lo dio a conocer el propio gobierno federal.

Con la Gendarmería se vigilarán “todos los procesos productivos, desde las siembras, cosecha, distribución de las mercancías, también de minerales, hasta la droga, todo el ciclo productivo” y lo –dijo- interesante es que ahora lo dicen abiertamente.

Al respecto dijo que antes lo decían las organizaciones denunciando que las policías servían a los intereses de empresarios y grupos políticos y no de toda la población, eso ahora ellos lo dicen, que es vigilar los procesos productivos, que como sabemos no están en las manos del conjunto de la sociedad, sino de pequeños grupos de personas que representan oligopolios.

Para Héctor Cerezo que la Gendarmería Nacional cuide los procesos productivos, no sólo es una advertencia para los defensores de los derechos humanos “aquel que se oponga a esas políticas económicas se convierte en el enemigo interno”.

Con la política implementada con la actual administración federal dijo que se pretende perseguir por igual no sólo al narcotráfico, al crimen organizado, sino incluso a los movimientos sociales, a quienes el Estado combatirá por todos los medios posibles.

- “Como vimos en todo el sexenio de calderón, y con peña nieto, el enemigo de ellos es un sujeto en un contexto de guerra, al enemigo no se le neutraliza sino se le elimina.

Dijo que en el caso de los elementos de la Secretaría de Marina, ésta es famosa porque en la mayoría de sus operativos no hay detenidos, hay ejecutados, estadísticamente son los que menos defienden y aparecen más personas ejecutadas.

Con Felipe Calderón “estábamos hablando de una guerra abierta contra el crimen organizado, hoy el priismo cambio el discurso, que es de recuperar la paz, pero en el fondo ha avanzado en las políticas de control social, por eso nos explica que varias violaciones derechos humanos durante la guerra sucia”.

Señaló que el 70 por ciento es desaparición forzada, la ejecución extraoficial en contra de los luchadores sociales, ahora esa estrategia se ha extendido al conjunto de la sociedad para tener un mayor control social. No solamente desaparecen personas porque estén en el crimen organizado, o que sospechen o estén en un movimiento social o político, sino que utilizan la desaparición masiva de personas para generar terror en la población.

El activista aseguró que las propias autoridades están conscientes, “es una manera de mantener el estatus quo, y seguir profundizando medidas antipopulares; ellos están conscientes de que están afectando a la población, y están conscientes de que ese descontento, organizado o no organizado, puede causar desestabilidad que puede afectar los grandes procesos económicos, tienen una política tanto de prevención, de contención, como de destrucción del tejido social, para que las organizaciones estén acotadas nada más a ciertos espacios nada más, manejables para ellos y no se pueda genera un movimiento que intente, y afecte las estructuras reales.

Concluyó que hay un retroceso en materia de defensa de derechos humanos. Se han aprobado leyes, la Ley de Víctimas, aparentemente tenemos avances jurídicos, sin embargo estos también han sido utilizados para conducir al descontento social a estas grandes reformas que no han reducido las ejecuciones, ese es el gran problema, sin el discurso de guerra, sin una justificación aparente.

Ver en línea : Michoacán, de la militarización a la paramilitarización

Navegar por las

AgendaTous les événements

Soutenir par un don